republicanos y demócratas
31/10/2020

Demócratas y Republicanos, la historia de los dos partidos mayoritarios

Los principales partidos en la política estadounidense remontan sus raíces hasta el siglo XIX, momentos clave de la historia de Estados Unidos como la Guerra de Sección o la lucha por los derechos civiles en los años sesenta del siglo pasado han configurado a los partidos Demócrata y Republicano. Un repaso por su historia es clave para entender su situación actual de cara a los electores.

Texto: Bill Barreto
Foto: No-Ficción

Para Jeffrey Stonecash, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Siracusa, Nueva York, la complejidad de la política estadounidense se manifiesta en la amplia variedad de posturas ideológicas a lo largo del país, y su cambio según la región y tamaño de la localidad en donde se expresa. Las variables raciales, demográficas y de género apuntan a una sociedad compleja con muy diversas opiniones sobre el papel del individuo o el rol del Estado en diferentes facetas de la vida social.

En este sentido, la historia de los dos partidos mayoritarios del país, los partidos Demócrata y Republicano, ayudan a arrojar luz sobre la evolución de la misma sociedad. Para Stonecash “Hay diferencias realmente profundas entre demócratas y republicanos sobre cuánto debería poder tener cada individuo en Estados Unidos por sí solo. Los conservadores realmente creían que puede haber algunos obstáculos en la vida, pero no creen que haya mucho racismo. No creen que haya muchos obstáculos y creen que la gente puede superarlos. Y realmente están muy preocupados por la libertad del gobierno. No quieren que el gobierno les diga qué hacer”.

En la actualidad los llamados “estados azules” o con tendencia a votar por los candidatos demócratas, por ejemplo, suelen ser los concentran las mayores áreas urbanas, sea en la costa oeste, como California, o en la costa este, como en Nueva York, por ejemplo. Mientras que estados sureños como Texas, uno de los “estados rojos” más importantes, tiende a votar por el partido republicano.  Esta tendencia, sin embargo, ha variado con el tiempo y hunde sus raíces en la misma historia del país y la evolución de sus dos partidos mayoritarios.

El partido republicano surge en 1854 a partir de los restos del Partido Whig, una agrupación fuerte sobre todo en el norte del país e integrada por grupos antiesclavistas, con importante presencia en los estados más industrializados en la costa este y que en materia económica tendían al proteccionismo del comercio nacional. Por otra parte, el partido Demócrata surge alrededor de 1828 alrededor de la figura del expresidente Andrew Jackson y tenía una importante presencia en los Estados del sur, siendo popular en los estados sureños por defender la no injerencia del gobierno federal en los asuntos estatales, entre estos la legislación que permitía la esclavitud.

La gran figura del partido republicano en sus inicios fue el presidente Abraham Lincoln, quien presidió el Ejecutivo durante la Guerra Civil. Tras el conflicto armado el partido republicano tuvo un predominio a nivel nacional, mientras que la población blanca del sur en su mayoría apoyaba al partido Demócrata.  Esta tendencia cambio, sin embargo, en el siglo XX.

El Doctor Stonecash  lo explica así: “El sur era demócrata. En 1932, Franklin Roosevelt ganó la presidencia y muchos, muchos escaños y estados en el norte (…)  No fue hasta la década de 1960 cuando aprobaron la Ley de Derechos Civiles del 64 (impulsadas por los gobiernos demócratas JohnKennedy y Lyndon Johnson) que muchos sureños dijeron: "Esto es todo. Terminamos", y el sur comenzó a moverse cada vez más. Los republicanos y el norte, que había sido republicano, comenzaron a moverse más demócratas. Ha tardado mucho. De hecho, si observara los resultados en 1900 y observara los resultados de 1996, 96 años después, los resultados son exactamente la inversión en términos de estados”.

En la actualidad, sin embargo, factores como la pérdida de empleos en estados tradicionalmente demócratas, con mayorías blancas, y la impresión de un cierto abandono de las clases trabajadoras en las políticas de los candidatos demócratas cuestionó esta división e impulsó la victoria del presidente Trump en 2016.

Para Stonecash: “Esa parece ser la gran división en Estados Unidos ahora. ¿Por qué los perdieron? Los perdieron a partir de la década de 1960 porque los liberales se dejaron llevar por el desprecio de los valores tradicionales del trabajo duro y la disciplina. (…) Eso enfureció a muchos trabajadores manuales, no graduados universitarios, la clase trabajadora blanca que tendemos a llamarlos ahora, que sintieron que los valores por los que viven no estaban siendo honrados por el partido demócrata”.

Los próximos comicios actualizaran estas tensiones entre los votantes de los dos partidos y dan pie a repasar los hitos de estas dos agrupaciones en la siguiente infografía:

Comienza a seguirnos en nuestras redes sociales

©2018 NO-FICCIÓN                      Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN                Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN

Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN                     

Todos los derechos reservados


6a. Av. 9-62 , zona 1, Edificio París Plaza. Oficina #34  

Teléfono: 2238-1872

  redaccion@no-ficcion.com

redaccion@no-ficcion.com

redaccion@no-ficcion.com

Diseñado por BAIOLUX Labs

Diseñado por

BAIOLUX Labs

03Artboard 28