EEUU popp
03/11/2020

“Hay una discusión que continúa en EEUU si existe interés de todos para continuar con este sistema” embajador William W. Popp

El nuevo embajador de Estados Unidos en Guatemala, William W. Popp, en una entrevista con periodistas de elPeriódico, el diario La Hora y No-Ficción comentó sobre el proceso electoral estadounidense, los estados clave para la victoria y particularidades de estos comicios como el papel del voto por correo en estas elecciones.

Texto: Bill Barreto
Foto: AGN

Cada cuatro años las elecciones presidenciales de Estados Unidos concentran la atención mundial. Términos como “Colegio Electoral”, “delegados”, “estados swing” o “estados battleground” aparecen en la jerga de los comentaristas políticos. Sin embargo, para entender su uso hay que situarlos en el contexto más amplio del sistema electoral electoral estadounidense y sus características particulares.

En este sentido, el recientemente nombrado embajador estadounidense en Guatemala William W. Popp atendió algunas de las dudas más recurrentes sobre el sistema político estadounidense. Popp presentó sus cartas credenciales como embajador el pasado 19 de octubre, anteriormente fue Encargado de Negocios y Ministro Consejero en la embajada de los Estados Unidos en Brasilia, Brasil. También laboró como Consejero para Asuntos Políticos, y después como Ministro Consejero en funciones, en la embajada de los Estados Unidos en Nairobi, Kenya. Fue, además, director de la Oficina de Política Económica Regional y Coordinación de la Cumbre en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado para la Cumbre de las Américas 2015.  

popp giammattei
El embajador William W. Popp  presentó sus cartas credenciales el pasado 19 de octubre como el nuevo encargado de la diplomacia estadounidense en Guatemala. (Foto: Embajada EE.UU.)

Colegio Electoral y estados clave para una victoria

Una de las características particulares del sistema electoral estadounidense es su mezcla de los votos populares directos con el método indirecto a través de los electores de un colegio electoral. Así, autoridades como los congresistas, senadores o gobernadores son elegidos por voto directo en sus Estados, mientras que para la elección del presidente cada Estado tiene asignado un número de “electores”, por lo que si un candidato presidencial gana ese Estado se lleva la totalidad de esos votos. Con la excepción de los Estados de Maine y Nebrasca, que dividen sus electores proporcionalmente.

¿Por qué se adoptó el modelo del Colegio Electoral?

Ha existido desde el comienzo de nuestra República, es parte del compromiso de la formulación de nuestra Constitución y de nuestro ámbito político. Al comienzo del país había Estados pequeños y grandes, con poca población y con mucha población, éramos también un país de frontera con una gran expansión desde la costa este a la occidental y el sistema del Colegio Electoral fue creado por los fundadores para tener un voto indirecto que pudiera mantener la cooperación de los Estados de todos los tamaños. Y también para garantizar que contara el voto de todos los miembros de la sociedad. En esa época obviamente era muy difícil tener el conteo del voto el día de las elecciones (por las distancias y dificultades de comunicación), entonces el Colegio Electoral era un proceso para canalizar el voto popular después del día de las elecciones. Y ha continuado hasta hoy.

¿Cómo se asigna el número de “electores” por Estado en el Colegio Electoral?

Hay una representación proporcional por el tamaño de la población del Estado. Es un sistema vinculado a la elección de congresistas y senadores, en total son 535 delegados que son representantes del Congreso más tres personas que son para el distrito de Columbia, en Washington D.C. en total son 538 electores. Los Estados que tienen más población tienen más miembros de Colegio Electoral. California, por ejemplo, es el más poblado y tiene más delegados, después de la elección presidencial, si un candidato gana el voto electoral se lleva los delegados. Salvo en Nebrasca y Maine que dividen los delegados. 40 días después, en diciembre, formalmente estos delegados votan por el presidente de Estados Unidos y así oficialmente tenemos el ganador de las elecciones.

Este sistema hace que haya Estados que tradicionalmente votan a un partido, pero otros cambian de preferencia de una a otra elección, los llamados “estados swing” o “estados battleground” ¿Qué hace que un estado sea un “estados battleground”?

Cambia todos los años normalmente por una reflexión sobre cómo está la comunidad política y demográficamente, cuando hay un incremento muy grande de población puede cambiar un Estado que fue firmemente de un partido volverse "battleground" o pasarse a otro partido.

También depende de la economía. En Estados que estaban muy vinculados a la industria, como los del norte, donde la economía ha cambiado en las últimas décadas para ser más una economía de servicios e informática, el papel de los sindicatos es menos ahora, antes por ejemplo estaban más cercanos al partido Demócrata, pero a veces cambia de una elección a otra.

Por ejemplo, yo soy de Missouri, en el centro de Estados Unidos, era por muchos años un “battleground state” ahora ha pasado a ser firmemente republicano, otros como Michigan que eran más del partido demócrata ahora está en disputa. Este año los analistas están muy enfocados en Pensilvania, Florida, Michigan y Wisconsin. La razón es porque entre los 50 estados un gran porcentaje han votado firmemente por un partido u otro, de estos unos 10, aproximadamente, son los que han cambiado. Un estado como Wisconsin o Michigan tienen 10 o 15 votos, el candidato va a ganar todos esos votos o perderlos todos. A pesar de que no tienen una población tan grande como Nueva York o California son votos que necesitan para ganar las elecciones. Y eso es parte del tema del Colegio Electoral que garantiza que estados pequeños o grandes desempeñen un papel.

DSC_2016
"Creo que luego de la experiencia de votar así (por correo), es probable que más gente lo quiera usar en el futuro, depende de los estados decidir su propia manera de dirigir las elecciones" (Foto: Embajada EE.UU.)

La discusión sobre el voto popular y el voto por delegados

El modelo del Colegio Electoral en su actual configuración con 538 electores se ha mantenido sin cambios desde 1964. Sin embargo, se han dado ocasiones en que el ganador del voto popular, es decir, la suma de votos totales, no se ha correspondido con el vencedor del Colegio Electoral con al menos 270 votos de los delegados. Esto ocurrió tres veces en el siglo XIX, y más recientemente en la elección de George W. Bush en el año 2000 y Donald Trump en 2016.

¿Ha sido controvertido este sistema cuando el voto popular no ha coincidido con el del Colegio Electoral ¿es posible cambiar este sistema?

Hay una discusión que continúa en Estados Unidos si existe interés de todos para continuar con este sistema, pero es parte de nuestra Ley Constitucional, para hacer un cambio se necesitaría que tres cuartos de los estados apoyen una enmienda para reformarla. Nuestra constitución tiene más de 230 años, tenemos menos de treinta enmiendas es algo que no hacemos muy frecuentemente. Fue parte del diseño original para que solamente cuando hubiera realmente mucho interés popular para hacer un cambio fuera posible. Yo creo que va a continuar siendo un tema de discusión en Estados Unidos, el hecho es que en casi todas las elecciones presidenciales, el voto popular y el voto del Colegio electoral ha coincidido en la elección del presidente. Solo cinco veces (tres en el siglo XIX) no ha coincidido el voto popular con el voto del colegio.

¿Cómo varía la asignación de los “delegados” por Estado con el tiempo?

Se asignan delegados por Estado cada diez años cuando se realiza el censo, el último se realizó en 2010 y a finales de año, luego de las elecciones, se realizará un nuevo censo para calcular los próximo 10 años el número de delegados. La distribución de los miembros de la Casa de Representantes, los senadores siempre son dos por estado, por lo que son 100, pero estos 235 representantes son redistribuidos cada 10 años.

Un sistema con dos partidos predominantes

Los partidos mayoritarios en Estados Unidos son el partido Demócrata y Republicano, aunque existen otras organizaciones como los partidos Verde o Libertario. El predominio de las dos agrupaciones más antiguas de la nación ha configurado en gran medida la política estadounidense.

¿Cómo ha influido en el sistema político el predominio de estos dos partidos?

Es una democracia que ya tiene más de 245 años y ha sido una evolución hasta hoy principalmente con dos partidos. Cuando comenzó la República hace más de dos siglos atrás no había partidos políticos era únicamente los estados representados por personas y líderes de las comunidades, pero poco a poco en las primeras dos o tres elecciones comenzaron a formarse los partidos, principalmente acerca del concepto del gobierno grande o del gobierno más pequeño. Al principio fue alrededor de una filosofía muy simple sobre si sería un gobierno más centralizado, más nacional, un sistema más federal de un lado o menos centralizado más con el poder político en la mano de los Estados. Así fue cómo comenzó la visión de los partidos políticos que eventualmente llegaron a ser dos partidos políticos. Más adelante, durante la Guerra Civil Norteamericana, a mediados del siglo XIX se da una consolidación del partido Demócrata, pero también la formación del partido Republicano basado en parte sobre la cuestión del tipo de gobierno. Pero también en ese periodo el tema central fue la cuestión de la esclavitud. Entonces así fue como llegaron a formarse los partidos, llegando hasta hoy con dos partidos mayores, aunque hay otros más pequeños.

El voto por correo y el COVID-19

En estas elecciones se estima que por primera vez el voto anticipado por correo superará a los sufragios emitidos el día de los comicios. Aunque la práctica del voto por correo se da desde hace muchos años su implementación varía mucho de Estado en Estado. El auge del voto del correo es una consecuencia directa de la pandemia por COVID-19 lo que ha llevado a muchos ciudadanos a elegir esta vía para ejercer su voto.

En estas elecciones la pandemia ha sido un factor para el voto por correo ¿cree que esta tendencia permanecerá después?

Es difícil pronosticar si va a ser tan popular en el futuro, siempre ha existido, por mucho tiempo, en general era por gente que por razones de viaje o médicas no podía votar presencialmente. Creo que luego de la experiencia de votar así, es probable que más gente lo quiera usar en el futuro, depende de los Estados decidir su propia manera de dirigir las elecciones, algunos permiten votos virtuales o en lugares identificados semanas antes, otros realizarlo por correo, cada estado tiene su propia manera de hacerlo, y probablemente en alguno haya más demanda en el futuro, vamos a ver cómo sale la situación en cada estado con la pandemia, pero este año es históricamente alto, sin precedentes.

Comienza a seguirnos en nuestras redes sociales

©2018 NO-FICCIÓN                      Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN                Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN

Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN                     

Todos los derechos reservados


6a. Av. 9-62 , zona 1, Edificio París Plaza. Oficina #34  

Teléfono: 2238-1872

  redaccion@no-ficcion.com

redaccion@no-ficcion.com

redaccion@no-ficcion.com

Diseñado por BAIOLUX Labs

Diseñado por

BAIOLUX Labs

03Artboard 28