crónica plnilla j
23/01/2023

La lucha por ocupar un espacio en las papeletas

La contienda electoral de 2023 inició con manotazos y empujones entre los partidos políticos que, durante más de 20 días, hicieron fila para asegurar un lugar en las boletas electorales. Un atisbo de lo intolerante que pueden ser los comicios de 2023 en Guatemala. La paradoja, sin embargo, es que tanto revuelo no servirá para ubicar el sitio de los candidatos en las papeletas.

Texto: Jovanna García
Foto: Jovanna García y Edwin Bercián
Edición: Oswaldo J. Hernández

Trasnochar en la fila de los cuidadores

19 de enero - 22:00 hrs


Llegaron el 1 de enero desde las seis de la mañana con un par de sillas. Empezaron allí el Año Nuevo y se instalaron con ponchos y suéteres a un costado de las casas del Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral de la 1a calle de la zona 1 y de la 1a calle de la zona 2. Fueron los primeros en iniciar la fila con la que los partidos buscarían elegir el mejor lugar en las papeletas para las elecciones generales de 2023 en Guatemala. Así lo cuentan Milo, un joven de aproximadamente veinte años, y Kevin Morales, un hombre de quizás unos cuarenta y cinco años tras 19 días de espera para poder inscribir a los candidatos del partido del cual son integrantes, la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Enero es un mes muy frío en Guatemala, casi como diciembre. La noche del 19 de enero, la penúltima antes de la convocatoria a elecciones y el inicio de inscripción de candidatos hacía 14 °C y Milo, Kevin y sus otros tres compañeros llevaban ya 19 días haciendo guardia en turnos de 12X12 horas para reservar el lugar número uno en la fila con el objetivo de que la UNE fuera el primer partido en ser inscrito a las 00:00 del 21 de enero.

Eran las diez de la noche y en sus toldos, con sus colchones, ponchos, suéteres, gorritos para el frío y guantes, los afiliados y simpatizantes de la UNE, junto a los representantes de otros ocho partidos, acababan de cenar un pache, como se intenta acostumbrar en Guatemala cada jueves. Carlos Sandoval, candidato a la alcaldía de la Ciudad de Guatemala por el partido TODOS y ex secretario de comunicación de la presidencia de Alejandro Giammattei, acababa de llevar eso para la cena de todos.

 

crónica planilla a
 Carlos Sandoval , uno de los candidatos que llegó con frecuencia al campamento de los partidos políticos frente al TSE, fue vocero de la Municipalidad de Guatemala bajo el mando de Álvaro Arzú, también fue viceministro de Deporte y Recreación del Ministerio de Cultura, y exsecretario de Comunicación del presidente Alejandro Giammattei, entre otros cargos. Foto: Jovanna García.

“A nosotros nos dijeron que en las elecciones pasadas, estaban haciendo cola aquí (en la 1a calle de la zona 2) cuando de repente el día de la inscripción el registrador dijo que iban a recibir la papelería allá (en la 1a calle de la zona 1), por eso hicimos doble cola para no correr ningún contratiempo”, cuenta Morales, quien es parte de la Secretaría de Logística de la UNE y además buscará  una curul en el Congreso con el partido.

Los primeros días se enfrentaron a la soledad del Centro Histórico y al movimiento de vecinos del lugar que pasaban observándolos. La policía llegó un par de veces a preguntarles qué estaban haciendo en el lugar y aunque explicaban sus motivos, otro día u otra madrugada, una patrulla volvía a pasar y los interrogaba. Los mismos guardias del Tribunal dudaban si realmente ellos eran representantes de la UNE, y cuestionaban por qué habían empezado a hacer fila para que la primera en inscribirse pudiera ser su candidata a la presidencia, Sandra Torres, incluso antes de ser nominada en asamblea.

Los cuidadores de la UNE cuentan que, pasados cuatro días, el cinco de enero, llegaron representantes del partido Valor a la cola. Con sus sillas, fueron el segundo partido en reservar un espacio para inscribir a sus candidatos el esperado 21 de enero.

En tercer lugar, el 6 de enero, llegó el partido Azul a hacer cola y con el paso de los días, otros seis partidos se sumaron. Al principio solo tenían sillas, y en algún momento tuvieron conflicto por los lugares. Cuando algunos de los cuidadores iban a comer o al baño, los de otro partido disponían tomar sus lugares, como dice el refrán, “el que se va a la villa, pierde su silla”, sin embargo, lograron ponerse de acuerdo. 

La medida que tomaron fue amarrar las sillas y colocarles una playera del partido en el respaldo o algún otro artefacto que identificara a cada una de las organizaciones políticas con la finalidad de no que fueran movidas.

Con el paso de los días, aproximadamente a finales de la segunda semana de enero en la cola, empezaron a armar carpas y a crear un campamento. Un partido llevó un toldo, otro llevó dos. Los cuidadores empezaron a compartir comida e incluso a amigarse cuando hacían guardia. “No agarramos ningún pleito con nadie porque la política así es, hoy podemos estar en la UNE pero mañana en otro partido”, dice Kevin Morales de la UNE. Hacer la cola, es un gesto voluntario para apoyar a la candidata, afirma. “No nos están pagando nada, pero por lo menos lo de la alimentación sí. (...) la intención es primeramente Dios salir victoriosos en estas elecciones, y si en algún momento ella llega a ganar uno espera algo a cambio, pero por el momento lo estamos haciendo por el partido”.

03Artboard 1

«“Todo esto es por tener la mejor posición en la papeleta según los estrategas del partido”, Kevin Morales, quien será candidato a diputado del distrito central UNE».

Elvia Corado, Jorge Barrios y Eric Chonay, esa misma noche hacían parte del turno de cinco personas que cuidaba el lugar del partido Humanista, en su caso con turnos de veinticuatro horas. Corado, una señora de cincuenta años, considera que hacer la fila para tener un lugar privilegiado en las papeletas de elecciones tendrá un impacto positivo para el partido, pero lo más valioso para ella ha sido haber compartido con compañeros de otros partidos. “Hemos platicado que no importa quién quede, nosotros tenemos que hacer ese cambio como ciudadanos. Tenemos que comenzar ahora. Hemos platicado con los compañeros que nunca había llegado la canasta básica a como está ahorita, hemos platicado que, aunque esto es como una lotería y todos quisiéramos que quedara nuestro partido, quede quien quede, que haga el cambio”, dice.

Para el 19 de enero, cuando recién terminaban de cenar paches, el trato era de amigos más que de rivales. Entre bromas, el frío, la comida, para los guardianes de la cola no importaba la bandera o partido. 

Carlos Sandoval, el aspirante a alcalde de TODOS, narra que cuando se enteró que los cuidadores, principalmente las mujeres, no tenían a donde ir al baño y que caminaban una cuadra a un hotel cercano donde les cobraban Q5, se dispuso a alquilar uno portátil. Uno de los cuidadores del partido Azul, David Ottoniel López, a quien llaman Toto, cuenta que ellos llevaron otros dos baños, para el uso de todos los partidos. Toto también hizo guardia para cuidar el lugar del partido en la cola, pero además de ser cuidador, dice que será candidato a diputado al listado nacional. Ninguno de los cuidadores acepta haber recibido dinero por cuidar la cola, explican que son voluntarios por ser afiliados de sus partidos.

Durante los veinte días previos al inicio de las inscripciones, pocos candidatos presidenciales llegaron a visitar el campamento. Según los cuidadores con los que conversé, una vez llegó Isaac Farchi del partido Azul y en otra ocasión Edmond Mulet del partido Cabal, pero ninguno por más de una hora. 

En el caso del partido Todos, la mayoría de los guardianes de la cola buscan optar por un cargo público, es decir, los mismos candidatos han velado por su lugar. Algunos de ellos tienen ya experiencia en cargos públicos, por ejemplo, Carlos Sandoval que fue vocero de la Municipalidad de Guatemala bajo el mando de Álvaro Arzú, también fue viceministro de Deporte y Recreación del Ministerio de Cultura, y exsecretario de Comunicación del presidente Alejandro Giammattei, entre otros cargos. Ronald Arango, candidato a la primera casilla metropolitana de TODOS, fue diputado desde 2012 hasta 2020 por la UNE; Arango está acusado de tráfico de influencias en el caso denominado Asalto al Ministerio de Salud.

Para algunos, hacer fila es parte de la fiesta cívica de las elecciones, pero para otros es una evidencia de lo retrógrado que es el sistema electoral guatemalteco. Mientras platicaban en un grupo conformado por simpatizantes de la UNE, Azul, Todos, entre otros, Carlos Sandoval opinó que en pleno 2023 donde la tecnología ha avanzado, es indignante que el TSE no tuviera para entonces, claridad del lugar en el que se permitiría la inscripción de los partidos y permitiera la realización de una cola por más de veinte días, en lugar de dar números a quienes empezaron a llegar desde el 1 de enero.

En este contexto, el politólogo guatemalteco Renzo Rosal, opina que tiene un nivel de importancia muy marginal la ubicación de los candidatos en la papeleta, “esto que vemos, que los partidos hagan cola con 20 días de anticipación, es muy propio de los partidos guatemaltecos. Como no tienen contenido, como no tienen propuestas, un programa o algo que los distinga, lo que hacen es llenar esos vacíos con acciones mediáticas. Pero al elector poco le interesan estas elecciones y estos partidos”, dice. 

Esa penúltima noche de la cola, en vísperas del inicio de recepción de expedientes para inscripciones, algunos cuidadores velarían el lugar de su partido bajo los toldos, sentados en sus sillas y colchones de todos los días. Otros, encerrados en los vehículos de sus partidos. Pero todos, en conjunto, animados por la “fiesta cívica”, expectantes a llegar a un nuevo día con sus candidatos ya inscritos.

cróinca planilla p
La esperanza de los cuidadores de fila es que sus candidatos los recuerden y les den algo a cambio cuando ganen el proceso electoral. Foto: Jovanna García.

La distancia de los candidatos en el día de convocatoria

20 de enero - 09:30 hrs


El viernes 20 por la mañana, mientras los cuidadores de la cola seguían en su campamento cerca de las instalaciones del TSE, los candidatos de estos nueve partidos y otros, sin haber pasado frío por veinte días en la intemperie, o ido a un baño portátil en la calle, o haber dormido en una silla plástica bajo un toldo, se hicieron presentes en el acto de Convocatoria a Elecciones Generales y de Diputados al Parlamento Centroamericano 2023, realizado por el TSE en la Gran Sala Efraín Recinos. 

Zury Ríos, la candidata de la coalición VALOR-UNIONISTA fue una de las primeras en llegar. También se presentaron Sandra Torres, candidata por la UNE; Roberto Arzú, candidato por PODEMOS; y Edmond Mulet, candidato por el partido CABAL, entre otros. Todos los anteriormente mencionados, han intentado llegar a la presidencia en elecciones pasadas. Zury, hija del dictador Efraín Ríos Montt, no pudo participar por la prohibición constitucional que existe para los hijos de golpistas para optar por el cargo. Sandra, después de haber sido primera dama, intentó ser candidata en 2011, pero se lo prohibieron debido a que ningún familiar o pariente del anterior presidente se puede postular al cargo. Roberto, en 2019 alcanzó la quinta posición en las urnas y Mulet, en esas mismas elecciones, la tercera.

El acto que dio por inaugurado el proceso electoral de 2023 inició después de las diez de la mañana. Del lado derecho se ubicaron los diputados, juntas electorales, secretarios generales de los partidos políticos y otros invitados. Del lado izquierdo, se instaló a la cooperación internacional, representantes religiosos, sociedad civil y funcionarios del gobierno. Después de entonar el himno nacional de Guatemala, el TSE reprodujo su himno institucional, un himno que le costó al Estado Q45 mil y que fue pagado al cantante Christian González Polonsky. 

Con la certeza que siempre será así cumplirás fielmente a tu palabra de imparcialidad. 🎶Equidad y honorabilidad para el cumplimiento fiel de la constitución. 🎶 Por Guatemala siempre trabajarás sin cesar tu nombre es Tribunal Supremo Electoral. 🎶

A diferencia de sus colaboradores que había sido asignados a hacer fila en el TSE, los candidatos como Zury Ríos, Roberto Arzú, Sandra Torres o Edmund Mulet, lucían descansados y sin preocupaciones durante el evento que inauguró la elecciones de 2023 en  Guatemala. Fotos: Edwin Bercían.

Al finalizar, los magistrados y magistradas del Tribunal firmaron el decreto 1-2023 e hicieron un llamado a la población a votar. Luego se leyó el decreto en el que indicaron todas las disposiciones de estas votaciones en el que se elegirán 4,336 cargos: presidencia, vicepresidencia, 340 alcaldes más concejales y síndicos, y diputados.

El acto finalizó con la juramentación de los miembros de las juntas electorales y luego, con una conferencia de prensa que duró casi una hora donde dieron detalles de las disposiciones para estas elecciones. Afuera, varios asistentes e invitados convivieron con allegados a sus partidos. Por ejemplo, Manuel Conde, candidato a la presidencia de VAMOS, caminaba con Luis Suárez, candidato a la vicepresidencia, Victor Valenzuela, secretario general y candidato a diputado, y con Miguel Martínez, el ex jefe del Centro de Gobierno de Alejandro Giammattei, quien afirmó que no buscará ningún cargo público y solo apoyará al partido durante los comicios. También se hizo presente Jorge Baldizón del partido CAMBIO, hijo del ex presidenciable y condenado por lavado de dinero en EE.UU., Manuel Baldizón. Manuel Villacorta del partido VOS se paseaba junto a los diputados Karina Paz y Orlando Blanco. 

Ninguno de los candidatos que llegaron al evento lucía el mismo deterioro o cansancio de todos aquellos designados a las afueras del TSE para asegurar su lugar en las planillas de votación.

El oficialismo, a través de Miguel Martínez y el candidato presidencial, Manuel Conde, también asistieron al activadad convocada por el TSE. Foto: Edwin Bercían.

Con la convocatoria a las elecciones inaugurada, lo siguiente era esperar a la medianoche. Los partidos políticos podrían por fin ingresar los expedientes para inscribir a sus candidatos. Los cuidadores de fila por fin terminarían su misión. El Tribunal habilitaría a las 00:00 horas un formulario de inscripción. Los partidos tendrían que ingresar con un usuario y contraseña, descargar el formulario, imprimirlo y presentarlo con toda la papelería al Registro de Ciudadanos.

Manotazos como fiesta electoral

20 de enero - 22:00 hrs


A las diez de la noche, frente al Registro de Ciudadanos del TSE en la zona dos, ya había cientos de simpatizantes de los partidos que habían hecho cola desde hace ya 20 días. La mayoría eran de la UNE y de CABAL. 

Vendedoras ambulantes vendían trompetas color azul, rojo y verde a Q10 las pequeñas y a Q20 las grandes. Integrantes del partido CABAL, tenían instalada una parrilla que humeaba y esparcía por todo el lugar el olor a la carne asada que le regalaban a la gente que se hacía presente. “Aquí todos somos amigos, acérquese por su carnita”, decía uno de los parrilleros. Asando tortillas servían la carne y se la entregaban a quien quisiera. También tenían café y chirmol. A un costado, sobre la 6a. calle A, estaban todos los simpatizantes de la UNE, hombres con sombrero, indigentes, niños, jóvenes y adultos con gorras, camisas tipo polo, playeras, banderines y chalecos con el logo y colores del partido, esperaban la hora de la inscripción. “Soplá, soplá”, le decía una señora a un indigente mientras le metía, casi a la fuerza, una trompeta.

crónica planilla r
Los candidatos que llegaron al TSE confiaban en que su lugar estaba asegurado para solicitar sus incripciones como candidatos en la elecciones de 2023. Foto: Jovanna García.

Así transcurrió la primera hora, y cinco minutos antes de las once de la noche, y el primero en llegar al área de campamento de los partidos, en un Volkswagen clásico bocinando, fue Edmond Mulet. Detrás suyo, en una motocicleta, llegó su compañero de fórmula Max Santa Cruz. La entrada más bulliciosa fue la de este binomio presidencial. 

Luego llegó Carlos Sandoval de TODOS, caminando junto a su equipo. Isaac Farchi con Mauricio Zaldaña del partido Azul fueron los siguientes, y por último, Ricardo Sagastume, presidenciable de TODOS.

Frente al Registro de Ciudadanos de la 1a calle de la zona 2, algunos candidatos saludaban y abrazaban a sus simpatizantes. Mulet se puso a cortar carne en la parrilla de su partido. Otros se tomaban fotografías. Pero todos esperaban que el reloj marcara la medianoche. Las anheladas cero horas.

Quince minutos antes de las doce, el personal del TSE informó que las inscripciones de candidatos se realizarían en dos lugares distintos. En la sede de zona 1 inscribirían alcaldías y en la zona 2, binomios y diputaciones. 

A las 11:50 PM, todos los simpatizantes de la UNE ya hacían una barrera humana para evitar que cualquier otro candidato entrara a inscribirse antes que Sandra Torres. 

En ese momento, la armonía y la unidad de la que hablaban los cuidadores de la cola un día antes, desapareció.

Registro de Ciudadanos
La policía tuvo que intervenir ante la insistencia de los partidos políticos de inscribir a sus candidatos entre empujones y manotazos. Foto: Edwin Bercían.

21 de enero - 00:00 horas

Llegaron las 00:00 horas y el Tribunal habilitó el enlace web donde los candidatos podrían descargar el formulario. Algunos de los partidos políticos tenían computadoras e impresoras instaladas en los vehículos de sus simpatizantes. Según el orden de la cola, la UNE debía ocupar por derecho el lugar, luego Valor, Azul, Todos, Humanista, Cabal, Vamos, Podemos y el Partido Popular Guatemalteco. 

La UNE ya había ocupado la entrada del registro en busca del primer lugar. Ese había sido siempre su lugar, desde el 1 de enero. Ese había sido el esfuerzo de los cuidadores por más de 20 días y no era hora de perderlo. De la puerta del TSE solo los dividía una barrera hecha por 18 agentes de la Policía Nacional Civil. La meta era inscribir a Sandra Torres primero, esa había sido la misión desde el inicio, como Kevin Morales y Milo habían indicado un día antes.

Junto a Sandra estaban sus cuidadores de fila. Milo y Kevin se abrazaban junto a sus compañeros, con los ojos llorosos. Estaban a la espera de que los encargados de la papelería (impresión y llenado de formularios) de la UNE, llegaran a entregar esos documentos a la candidata.

Eran las 00:12 horas y nadie de la UNE se asomaba. Los simpatizantes gritaban “¡que entre Sandra, que entre Sandra!”. Y coreaban “si Sandra no entra, no entra nadie”. A empujones evitaban que entraran los representantes del partido VALOR, quienes ya tenían su papelería lista. 

Enfurecida, Sandra Torres entró a hablar con el personal del TSE. “Aquí pasa algo, no podemos descargar el formulario, la página nos da error”, les dijo.

Una de las recepcionistas del TSE le mostró que la página sí funcionaba. En ese momento, entraron representantes de la coalición VALOR-Unionista e Isaac Farchi del partido Azul. Todos tenían su papelería en mano y esperaban ser atendidos, pero Sandra Torres no se los permitió. “Si un partido pudo descargar y nosotros no, aquí pasó algo”, dijo enojada. Con los ojos llenos de lágrimas, Sandra impidió por diez minutos, que los otros partidos inscribieran a sus candidatos. 

Tras varios minutos de espera, los representantes de VALOR-Unionista le ganaron el primer lugar a la UNE. Álvaro Arzú Escobar, el hijo del ex presidente Álvaro Arzú, junto a su equipo entregó la papelería para inscribir a su binomio presidencial, Zury Ríos y Héctor Cifuentes, además de su candidato a la alcaldía, Ricardo Quiñónez. Les revisaron y sellaron toda la documentación y alegremente se retiraron. 

La larga espera, el esfuerzo de 20 días haciendo cola de Milo, Kevin Morales y sus compañeros, no valió la pena. No lograron su objetivo de ser el primer partido en inscribirse. El segundo sí, pero el primero no.

crónica planilla i
La alianza VALOR-Unionista fue el primer partido en solicitar la inscripción de su binomio presidencial. De nada sirvió que la UNE cuidará la fila durante 20 días. FOTO: Jovanna García.

Tras la solicitud de inscripción de Sandra Torres, fueron llegando otros candidatos. Afuera del TSE había manotazos y golpes entre simpatizantes de todos los partidos, se agredían para evitar que entraran los representantes de partidos ajenos al suyo. Solo la pequeña barrera de policías retenía a los afiliados obsesivos y violentos que querían determinar quién entraba y quién no. 

Algunos simpatizantes se lograron colar detrás de la policía y en la puerta de vidrio del Registro de Ciudadanos, solo dos guardias de seguridad del TSE se dedicaban a detener esa avalancha humana. Uno de los guardias resultó con las manos ensangrentadas porque cada vez que abrían la puerta para dejar pasar a un candidato, la prensa que no pudo entrar con sus cámaras y micrófonos hasta la recepción del registro y los simpatizantes de distintos partidos, le mascaban los dedos en el intento de entrar.

Ahí adentro, en ese pequeño espacio, los candidatos que lograban ingresar se daban la mano, se abrazaban, se saludaban y se pedían disculpas si se golpearon en la entrada. En orden entregaron sus solicitudes de inscripción así.

  1. – Valor-Unionista: Zury Ríos y Héctor Adolfo Cifuentes
  2. – UNE: Sandra Torres y Romeo Estuardo Guerra Lemus
  3. – Azul: Isaac Farchi y Mauricio Zaldaña
  4. – Cabal: Edmond Mulet y Max Santa Cruz
  5. – Todos: Ricardo Sagastume Morales y Guillermo González
  6. – Vamos: Manuel Conde y Luis Suárez
  7. – Humanista: Rudio Lecsan Mérida y Rubén Darío Rosales
  8. – Partido Republicano: Rafael Espada y Arturo Herrador

Los candidatos fueron llegando para su inscripción, en la misma forma en que estaban organizados los cuidadores de fila desde el 1 de enero de 2023. Fotos: Jovanna García.

Aunque Podemos ocupaba el octavo lugar en la fila y el Partido Popular Guatemalteco el noveno, los representantes no se presentaron a inscribir a sus binomios esa noche. Las alcaldías independientes tuvieron que acudir a la otra sede del registro, a la de la zona 2, pues en la de la zona 1 solo aceptarían alcaldías presentadas por coaliciones de partidos. La primera inscrita fue la de Valor-Unionista, la candidatura de Ricardo Quiñónez.

Para Renzo Rosal: “eso de darse de manotazos y golpes es una actitud primitiva”. Estas elecciones son preocupantes, dice el politólogo, porque desde ya dejan ver la tonalidad que tendrán los comicios. Lo paradójico es que todo el revuelo de esa noche no era para ubicar los lugares de cada partido en las papeletas, sino que pudieran optar e iniciar el trámite para solicitar el lugar que cada uno quisiera dentro de las boletas para el día de las elecciones.

Con respecto a la ubicación en las papeletas, Rosal agrega que las marcas que ya están consolidadas y son conocidas por la ciudadanía, sí tienen cierta ventaja. “Con 28 o 29 partidos, la imagen de los partidos en aspecto de logo y marca no son muy diferentes. (...) Tenemos como 11 o 12 partidos que la parte simbólica, sus nombres, sus colores, son nuevos pero muy parecidos, y centrar la atención electoral para ellos será muy difícil. Para otros partidos como Vamos, Winaq, la UNE, y otros, que ya tienen un camino recorrido, hay más ventaja”, dice.

Luego de finalizadas las ocho inscripciones de binomios presidenciales, todo quedó en silencio en la zona 1 y 2 de la Ciudad. Los mismos afiliados y simpatizantes que estuvieron haciendo cola por veinte días, desarmaron sus toldos, guardaron las lonas y las subieron a sus vehículos. La música, la alegría se acabó. Los baños portátiles desaparecieron y las dos calles ocupadas por el campamento de partidos políticos quedaron llenas de basura y lo que muchos decían que era “una fiesta cívica”, se había esfumado.

cróinca planilla k
Las agrupaciones políticas y sus simpatizante se alejaron de la fiesta cívica pacífica para poder inscribir a sus candidatos. Foto: Jovanna García.

Eran las dos de la mañana y los candidatos a la alcaldía aún esperaban ser inscritos; fue durante el resto de la madrugada que lograron inscribirse. El candidato Roberto Arzú, acudió al registro a las 10 de la mañana de ese 21 de enero de 2023. Ayer domingo 22, el Movimiento para la Liberación de los Pueblos también presentó su expediente.

  • 9. Podemos: Roberto Arzú García-Granados y David Esteban Pineda Barrios
  • 10. MLP: Thelma Cabrera y Jordán Rodas

Hasta ahora, ningún otro binomio ha presentado papelería ante el Registro de Ciudadanos. Algunos partidos aún tienen pendiente la celebración de sus asambleas, pero quien pueda y quiera participar de los 29 partidos inscritos, tendrá hasta el 23 de marzo para hacer el trámite de inscripción. Los que ya presentaron sus expedientes, deberán esperar a que el TSE les notifique su acreditación como candidatos, o, parar su proceso si incumplieron requisitos o hubo impugnaciones en contra de sus candidaturas.

Con hambre de llegar al poder, así empezó la carrera por el poder en Guatemala. Partidos nuevos pero con personajes reciclados fueron parte del primer espectáculo de la convocatoria electoral de este año. “Si así comenzamos, si ese es el primer peldaño, me parece que es ridículo y mediocre. Si ese es el primer paso que dan, uno ya se puede imaginar cómo serán los demás”, Renzo Rosal, politólogo.

Comienza a seguirnos en nuestras redes sociales

©2018 NO-FICCIÓN                      Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN                Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN

Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN                     

Todos los derechos reservados


5a. Av. 11-70 , zona 1,                                  / Edificio Herrera.  Oficina 3G  

Teléfono: 2238-1872

  redaccion@no-ficcion.com

redaccion@no-ficcion.com

redaccion@no-ficcion.com

Diseñado por BAIOLUX Labs

Diseñado por

BAIOLUX Labs

03Artboard 28