12/09/2022
ExperimentoPB

El fin de la CICIG | Ep12

TRANSCRIPCIÓN

El Experimento 02 es un podcast producido por Sebastián Escalón para No Ficción Guatemala. Narrado por Guillermo Escalón. Investigación, guion y montaje Sebastián Escalón. Edición de textos, Oswaldo Hernández. La música es de Lloyd Rogers.

    Capítulo 12 : El fin de la CICIG

[SONIDO AMBIENTE DE CONFERENCIA DE EMPRESARIOS]

[NARRADOR]

(susurrado) Shhh. Bajemos la voz. Estamos a punto de asistir a un momento histórico. Hoy es 19 abril del 2018 y nos encontramos de nuevo en el hotel Vista Real. En breve, un grupo de empresarios va a ofrecer una conferenca de prensa.

De hecho, ya están sentados detrás de esa larga mesa. Ese señor mayor de la izquierda se llama Fraterno Vila y dirige un importante ingenio azucarero. Aquel caballero de cejas pobladas y aire de pocos amigos es Felipe Bosch Gutiérrez de Pollo Campero y otros mil negocios. El hombre en el centro de la mesa se llama Guillermo Castillo. Se le reconoce por su cara alargada y sus pómulos salientes. Es el gerente de la Cervecería que produce la Gallo. Ellos son los super ricos de Guatemala.

Delante de ellos hay un amontonamiento de cámaras y micrófonos. Los periodistas ya están transmitiendo en vivo.

[AUDIO DE NOTICIERO SOY 502]

Amigos de Soy 502, en este momento está por dar inicio la conferencia de prensa que ha sido convocada por un grupo de empresarios

[NARRADOR]

Lo insólito de esta conferencia es que estos personajes nunca hablan en nombre propio. Cuando tienen algo que decir, se esconden detrás de portavoces y organizaciones como el CACIF y Fundesa.

Ahora toma el micrófono un señor de lentecitos y cara de yo no fui. Su nombre es Salvador Paiz, de la familia de los supermercados. Son los principales socios de Wallmart en Guatemala. Y ahora sí, escuchemos.

[SALVADOR PAIZ]

En los últimos años hemos vivido un debilitamiento de la institucionalidad en Guatemala. Se ha erosionado la confianza de los ciudadanos en las organizaciones que nos representan a todo nivel.

[NARRADOR]

Eso ya lo sabíamos.
 

[SALVADOR PAIZ]

Ante el entorno electoral del 2015, los aquí presentes o representados, decidimos participar facilitando la movilización de fiscales electorales para el partido FCN-Nación. Dicho partido no contaba con fiscales en las mesas electorales que resguardaran la voluntad de cada voto.

[NARRADOR]

¿Cómo dice? ¿Que ayudaron al partido de Jimmy Morales a llegar al poder?

[SALVADOR PAIZ]

Este esfuerzo y esta decisión, fue apoyada por este grupo de empresarios, que hoy estamos frente a ustedes, comprometidos con el desarrollo, progreso y bienestar de Guatemala.

[NARRADOR]

A ver, a ver…  Eso es financiamiento electoral. ¿Seguro que lo reportaron?

[SALVADOR PAIZ]

Como guatemaltecos, estamos acá dando la cara, asumiendo cualquier responsabilidad que hubiere y conscientes de las consecuencias de nuestras decisiones personales. Reconocemos, con humildad, que sin saberlo, se cometieron errores.

[NARRADOR]

¿Errores?

[SALVADOR PAIZ]

Por estas acciones le pedimos disculpas a Guatemala, a nuestras empresas y accionistas, a nuestros colaboradores y sobre todo a nuestras familias.  

[NARRADOR]

Ver para creer.  La oligarquía pidiendo disculpas. Guatemala esperaba esto desde 1821.

[SALVADOR PAIZ]

Estamos convencidos que este es un parteaguas y marcará la diferencia de cara al proceso electoral 2019.
 
Muchas gracias.

[NARRADOR]

Eso era. Ya terminó. Los señorones se levantan y se van. No aceptan preguntas de la prensa.

Esta declaración delata una cosa: miedo. Los empresarios más poderosos del país están temblando. ¿Y a quién le tienen miedo? Solo hay una respuesta posible. A la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala. Saben que, en cualquier momento, podrían ir a dar con sus huesos a la cárcel.

[Entrada del podcast. Desde No Ficción, Guatemala, esto es El Experimento]

Dos temporadas y trece capítulos para contar los éxitos y fracasos de la CICIG, el equipo internacional que reveló las entrañas corruptas del Estado de Guatemala.

Escrito y producido por Sebastián Escalón. Narrado por Guillermo Escalón.

Capítulo doce: El fin de la CICIG

[NARRADOR]

Sus primeros años al frente de la CICIG convencieron a Iván Velásquez de lo siguiente: el origen de todos los males del Estado de Guatemala es el financiamiento electoral ilícito. Este es el delito que permite que empresarios, políticos y narcos se apoderen del Estado.

[IVÁN VELÁSQUEZ]

La Cicig le había prestado mucha atención al tema del financiamiento electoral ilícito porque estaba esa inquietud no solo de la corrupción como fuente de financiamiento electoral, sino también el financiamiento electoral como fuente de corrupción. Es decir, era el ciclo que se planteaba, financiamiento – corrupción – financiamiento. Entendíamos pues, que el financiamiento ilícito era un tema realmente importante para la democracia en un Estado de derecho.

[NARRADOR]

Esta es la regla de oro del sistema político: quien haya financiado al candidato ganador, se asegura negocios millonarios en los siguientes cuatro años.

Inyectando dinero en campañas políticas, los ricos compran el derecho a pedir leyes, beneficios fiscales, subsidios y concesiones. Adquieren el valioso derecho de picaporte. Es decir que, en cualquier momento, pueden tomar su teléfono, marcarle al presidente y comunicarle alguna molestia o algún tema de preocupación.

“Mire mi presi, los campesinos del Estor están haciendo bochinche y no me dejan entrar a mi finca. ¿Podría mandarme al Ejército para tranquilizarlos?”, el presidente se debe a sus financistas y eso está escrito en piedra.

Pero el financiamiento electoral ilícito tiene otra utilidad: impedir que partidos políticos con una agenda de reformas lleguen al poder. Con dinero se manipula la opinión y las instituciones para que, aunque cambien las caras, no cambie el sistema.

La CICIG y el MP se pusieron a investigar el financiamiento de los partidos políticos. Y arrasaron parejo: Partido Patriota, Líder, UNE, FCN, Todos y Encuentro por Guatemala, se vieron salpicados por escándalos de diversa magnitud.

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Y se encontró un modus operandi, que involucraba empresas fachada para recibir supuestos pagos por prestación de servicios que efectivamente no se habían prestado, pero se encontraron también empresas vinculadas a la construcción. Bueno, una serie de empresas que se pudo ir determinando que los recursos que aparecían como recibidos, realmente eran financiamiento ilícito.

[NARRADOR] 

Pero el caso más emblemático fue el que reveló la mano invisible de la oligarquía nacional. Siempre fue un secreto a voces que esta financiaba a los partidos políticos. Pero, por primera vez, testimonios y documentos lo demostraron.

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Es que fue evidente. Los empresarios pusieron a Morales como su presidente.

[NARRADOR] 

La historia comienza en junio del 2016, durante la primera audiencia del caso Construcción y Corrupción. Como lo contamos en el capítulo 9, los representantes de las mayores empresas de obra pública, admitieron que habían pagado sobornos al ministro Alejandro Sinibaldi. Dijeron que estaban profundamente arrepentidos. Pero, además, de manera espontánea, confesaron algo que nadie sabía. Sinibaldi les había pedido que parte del soborno no se lo dieran a él sino que se lo entregaran a una organización llamada Movimiento Cívico Nacional.

[SPOT DE MCN]

Que no te gane la apatía, si tampoco querés lo menos peor para tu país, andá a votar. Este 11 de agosto, Guatemala necesita un Movimiento Cívico Nacional.

[NARRADOR]

El Movimiento Cívico Nacional, una organización pro transparencia, era dirigido públicamente por una figura joven de la derecha, Rodrigo Arenas, director del medio República GT. Pero según Iván Velásquez, el que de verdad controlaba la organización era Salvador Paiz, uno de los herederos del emporio de supermercados. La misión de este grupo era ayudar a rescatar las instituciones y luchar contra la corrupción. Por eso, resultaba curioso, que recibiera dinero de sobornos.

El ingeniero Álvaro Mayorga, directivo de la empresa constructora Conasa, se declaró culpable en el caso Construcción y Corrupción. Fue uno de los que envió medio millón de quetzales al Movimiento Cívico Nacional.

[ENTREVISTADOR] 

Sinibaldi, usted dijo que le pidió pagar medio millón al Movimiento Cívico Nacional. ¿Por qué razón?

[ÁLVARO MAYORGA]

A ver, no me recuerdo exactamente porque eso fue en el 2013 o 2014, no me recuerdo que año fue, pero era para campañas publicitarias que creo que se iban a patrocinar como parte de la campaña misma del ministro en ese entonces. Se recuerda usted que había una campaña, del ‘no te toca’. Yo creo que parte de ese dinero se usó para eso. La verdad es que no sé, a uno le pedían el cheque y al final, es como que me dijeran, mire deposite a la empreza tal y así uno pagaba de esa forma el soborno verdad.

[NARRADOR] 

El dinero era para financiar una campaña anti-Manuel Baldizón, rival de Sinibaldi en las elecciones del 2015. Sirvió para producir clips como este:

[CAMPAÑA NO TE TOCA DE MCN] 

Recuerda que del plato a la boca se cae la sopa.

Por eso no le toca. Aquí a nadie le toca. En este año electoral sé responsable, pensá tu voto. Movimiento Cívico Nacional

[NARRADOR] 

Después de la confesión de los constructores, la CICIG y el MP allanaron las oficinas del Movimiento Cívico Nacional. Incautaron computadoras y documentos contables. Y así descubrieron cosas sorprendentes.

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Y encontramos algo relacionado con el MCN que aparecía como cosas realmente extrañas en una entidad no gubernamental… por ciertas anotaciones que veíamos. Como “pago de transportes en el día de elecciones”, cosas así que empezaron a generarnos como cierta inquietud y seguimos profundizando.

[NARRADOR] 

Datos que sugerían que el Movimiento Cívico Nacional se había involucrado en la campaña de Jimmy Morales. Para la Cicig y el MP, se habría un nuevo caso. Preocupado por estos allanamientos inesperados, Salvador Paiz llegó a la CICIG a hablar con Iván Velásquez.

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Yo le planteé inquietudes, le hice preguntas respecto de MCN. Respecto de los hallazgos que habíamos hecho…

[NARRADOR]

Iván Velásquez le preguntó al empresario algo muy específico: ¿cuál había sido la participación en la campaña de Jimmy Morales de su prima?

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Y le dije que allí veía yo una participación muy importante de una señora, familiar de él.

[ENTREVISTADOR] 

¿Paulina Paiz?

[IVÁN VELÁSQUEZ]

IV5 [15:30] Exactamente.

[NARRADOR]

Paulina Paiz era una persona clave en la trama. Iván Velásquez habló con ella:

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

IV5 [16:00] Yo no sé si ella me llamó o si yo la llamé. Si la llamé, fue con el teléfono suministrado por Salvador Paiz me dio. En todo caso, conversamos y le dije: ‘necesitamos hablar con usted por el tema del financiamiento del FCN.’ Entonces me dijo algo como, ‘ay, yo estaba esperando… que este día iba a llegar.’

[NARRADOR] 

En ese momento la clase empresarial estaba al borde del pánico. En el 2016, las élites se dieron cuenta que la CICIG no solo perseguía a los políticos corruptos. No. También iba contra los empresarios que habían hecho negocios con ellos. Y esto ya no tenía gracia. Era una situación inédita. Incomprensible. Personas de la alta sociedad, personas con renombre y posición social, de repente amanecían en las infames carceletas de la torre de tribunales. Eso no podía seguir. Algo había que hacer. Tras mucho discutir, los empresarios decidieron reunirse con Iván Velásquez.  

[ENTREVISTADOR]

Hábleme de esta reunión del 2016.

[NARRADOR] 

A través del presidente del CACIF, lo invitaron a cenar.

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Se convino la fecha, asístí, en la casa de Juan Luis Bosch.

[NARRADOR] 

Presidente de la Corporación Multi-Inversiones, una empresa transnacional que emplea a 40 mil personas en 14 países. Bosch es uno de los hombres más ricos de Centroamérica.

[ENTREVISTADOR]

¿Bonita casa?

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Bonita casa, una casa majestuosa de la que solamente conocí el espacio de la cocina.

[ENTREVISTADOR] 

Jajaja, ni siquiera el salón

[IVÁN VELÁSQUEZ]

No. Es que la cocina pero que tiene como un comedor.

[NARRADOR]

Consejo de etiqueta de No-Ficción: si quieres pactar una tregua con tu peor enemigo, ten la fineza de hacerlo pasar al salón.

[ENTREVISTADOR] 

¿Y allí estaba la mitad del PIB de Guatemala?

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Yo creo que todos los que se sentaron allí son los grandes ricos del país.

[NARRADOR] 

En la cocina de Juan Luis Bosch, unos treinta capitanes de la industria le hacían frente al comisionado de la CICIG.

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Entonces, Juan Luis Bosch dio la bienvenida y el propósito de la reunión y que era conversar sobre esto porque se estaba generando una gran intranquilidad porque esto estaba tan generalizado, es decir, que era tan generalizada la acción con la fiscalía que todos estaban con gran preocupación. Y no sé si alguien lo mencionó como un chiste, pero era el momento en que se decía que muchos salían de sus casas a las cuatro de la mañana y se quedaban atentos para que les informaran si no pasó nada, si no hubo ningún allanamiento a las 7 de la mañana, entonces podían retornar. Entonces plantearon que ya estaba bien, que ya se había aprendido la lección . “Concluyamos lo que está, pero no se empiecen más cosas, es que ya esto es insoportable”. Y algún empresario dijo, “es que si usted está buscando culpables (y me puso las manos en frente), empiece, me pueden detener a mí ya”. “Yo también”, dijo otro. Y algún otro dijo, “sí es que aquí todos somos responsables, ¿entonces más bien por qué no le tienden una cerca a Guatemala? Y todos quedamos presos, es que aquí todos hemos estado comprometidos con esas cosas pero ya aprendimos, ya sabemos que eso no se debe hacer, ya sabemos que eso puede traer consecuencias. Entonces ya, enfocarse en eso, terminar y ver en qué condiciones podemos arreglar esto”. Era muy repetido “ya aprendimos la lección entonces cómo solucionamos”. “¿Hasta dónde piensa llegar?”. Les dije, nosotros pensamos llegar hasta donde llegue la prueba. Yo no sé de ustedes qué responsabilidad tengan en nada, pero si se obtiene prueba que compromete, se procede porque no hay otra forma.

[ENTREVISTADOR] 

¿O sea que salieron muy descontentos de esa cena?

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Yo creo que salieron a organizar la ofensiva.

[NARRADOR]

Ese era el ambiente en el sector empresarial cuando la CICIG y el MP lanzaron su investigación por el financiamiento de la campaña de Jimmy Morales.

En febrero del 2018, Paulina Paiz, llegó a la fiscalía de asuntos electorales decidida a revelarlo todo. Entregó toda la documentación que tenía. Abrió sus correos electrónicos y sus libros contables. Brindó un testimonio completo, con fechas, nombres y apellidos. Reveló cómo se había fraguado el apoyo empresarial a la campaña de Jimmy Morales. 

[SPOT DE FCN NACIÓN]

[NARRADOR]

Esto fue lo que contó a los fiscales e investigadores de la CICIG.

[SPOT DE FCN NACIÓN]

[NARRADOR] 

Tres semanas antes de la primera vuelta de las elecciones del 2015, un grupo de empresarios, Torrebiartes, Castillos, Paiz y Bosch tomaron conciencia de que Jimmy Morales podía ganar las elecciones. Era urgente hacerle un aporte ya sea en dinero o en especie. Decidieron entonces invitar al cómico a una reunión.

Rodrigo Arenas, director del Movimiento Cívico Nacional, ofreció organizarla. Él tenía los contactos con el partido de Morales.

[MÚSICA DE FONDO]

[NARRADOR]

La reunión tuvo lugar el 19 de agosto. Los empresarios preguntaron al candidato si necesitaba ayuda. Este dijo que sí, pero que había que actuar con precaución. Su popularidad se basaba en el bajo perfil de su campaña y en su imagen de hombre del pueblo. De ninguna manera quería que lo asociaran con el sector privado. Por eso, les dijo, se vería mal si, de un día para otro, su campaña se convertía en un despliegue masivo de anuncios y carteles.

Jimmy Morales les explicó: no necesitamos dinero para el partido. No tenemos cómo recibirlo, ni cómo manejarlo. Pero algo me hace falta: fiscales de mesa para el día de las elecciones. Los fiscales de mesa son los representantes de cada partido. Su misión es vigilar que sus votos sean contados y validados. Pero, poner un fiscal en cada mesa electoral es un gasto importante para los partidos. Hay que pagarles, darles comida, llevarlos a cada centro de votación. Por eso, Jimmy les pidió a los empresarios que asumieran ese pago, y de paso que le ayudaran a movilizar votantes hacia los centros electorales.

Los empresarios dijeron ‘entrémosle’. Paulina Paiz y Rodrigo Arenas se encargaron de la operación. Rodrigo Arenas recaudó el dinero y Paulina Paiz se lo repartió a los fiscales de mesa contratados. En las facturas que sustentaron los desembolsos, todo fue inscrito bajo el concepto de “reclutamiento de personal para campaña de lanzamiento de nuevo producto”. El nuevo producto, podemos suponer, era Jimmy Morales. Y para lanzarlo, los empresarios invirtieron 8 millones de quetzales. Millones que no figuraron en la contabilidad entregada al Tribunal Supremo Electoral. Y eso, para la CICIG y la fiscalía, era un delito.

[MÚSICA DE FONDO]

[NARRADOR]

¿Pero quiénes son exactamente estos empresarios? El politólogo Daniel Haering los conoce bien. Él fue director de la Escuela de Gobierno y catedrático de la universidad Francisco Marroquín, dos centros de enseñanza ligados a la oligarquía. Por años, trabajó con ellos. Luego, a causa de sus posiciones a favor de la CICIG, fue despedido. 

Para Daniel Haering, estos empresarios forman un grupo social muy particular.

[DANIEL HAERING]

Piensa que la economía está muy concentrada en fortunas que normalmente tienen cierto recorrido. Es decir, nuevas fortunas hay pocas de ese tamaño. Están asentadas en tradiciones familiares. Esto es muy importante, los actores que están allí no se hicieron a sí mismos. Son niñitos de papá. A lo mejor te puede parecer un poco superficial lo que te voy a decir, y yo te digo porque yo los he conocido. Son muy infantiles. Son increíblemente infantiles cuando ya los conoces, además de gente por regla general, muy poco leída y poco formada.

[NARRADOR] 

Tanto así, que según Haering, no se le puede llamar élites.

[DANIEL HAERING]

No tenemos esa élite en Guatemala. Tenemos un grupo de niños.

[NARRADOR]

Niños que aún viven con miedos que datan de la guerra fría y del conflicto armado.

[DANIEL HAERING]

Estamos hablando de actores irracionales en todo este proceso. De hecho, estoy convencido que mucho del problema que tiene este país es una sociedad postconflicto, y que tienes élites que reviven esta clase de demonios cuando pasa algo que no tiene nada que ver. A muchos de ellos, yo escuché directa o indirectamente a alguno de estos altos empresarios, decir que era lo peor que les había pasado, lo de la CICIG, desde el conflicto. Y que no lo habían pasado tan mal en su vida. Que habían llorado por las noches. Ese es el estado emocional, y esa es la fragilidad.

[NARRADOR] 

Cuesta entender cómo personas con recursos ilimitados, vivan con tanta angustia. Para Daniel Haering, eso tiene una explicación:

[DANIEL HAERING] 

Y hay que entender algo de esta clase empresarial tradicional. Tienen una cantidad de vividores del conflicto alrededor que no te puedes imaginar. Militaritos retirados que contratan en su seguridad que les meten todos los miedos que te puedas imaginar. Todos y más. “ Es que quieren hacer esto, y la izquierda está conspirando para...” y estas conspiraciones les meten miedo porque reviven. Y muchos de ellos, sinceramente que no son malas personas, reviven traumas del conflicto y eso les hace actuar de manera irracional, estúpida, que va en contra de sus propios intereses.

[MÚSICA DE FONDO]

[NARRADOR] 

Volviendo al caso de financiamiento electoral, la situación era la siguiente. La CICIG y la fiscalía tenían en su poder la información obtenida en las oficinas del Movimiento Cívico Nacional. También tenían el testimonio y los documentos brindados por Paulina Paiz. Aun así, los empresarios intentaron convencer a Iván Velásquez que el caso, no era lo que parecía. Le explicaron que, en realidad, no era financiamiento electoral, sino un aporte desinteresado en favor de la democracia. Un acto cívico, nada más.

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Claro, al principio era eso. El discurso del apoyo a la democracia. Nosotros no nos comprometemos con un partido en especial, lo que estamos haciendo es promover la participación ciudadana, nuestro interés es que la democracia funcione, pero eso era tan fácilmente derruible como lo mostramos.

[NARRADOR]

Claro, si era un aporte para la democracia, entonces lógicamente, tendrían que haber apoyado a todos los candidatos por igual. 

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Y entonces preguntaba, ¿con cuál de los otros seis o siete candidatos tuvieron una reunión? Con ninguno. ¿A cuál de los otros candidatos les financiaron la vigilancia de elecciones? A ninguno. ¿A cuál de los otros candidatos le suministraron esos profesores para que les instruyeran en entrevistas, que pagaron para Morales? Solo a Morales.

[NARRADOR] 

Velásquez no se dejó convencer. La investigación siguió y el 19 de abril del 2018, él y Thelma Aldana revelaron el caso a la ciudadanía en una de sus tradicionales conferencias de prensa.

 [AUDIO DE CONFERENCIA DE PRENSA]

El caso que se refiere a financiamiento electoral ilícito relacionado con el partido político FCN Nación, evento número 2.

[NARRADOR]

En esta ocasión, la fiscalía y la CICIG solicitaron que se le quitara la inmunidad al presidente Jimmy Morales. En cambio, no pidieron orden de captura para los empresarios. Según explicó Iván Velásquez, esto era porque lo empresarios estaban colaborando con la investigación, aportando documentos y pruebas.

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Yo creo que antes de la conferencia de prensa, los empresarios también se acercaron. Probablemente liderados Salvador Paiz y fueron todos los involucrados. Y entonces dijeron que estaban dispuestos a colaborar. Que ellos iban a presentar toda la documentación e iban a explicar cómo se había realizado esto. Entonces, la disposición fue... por eso no hubo capturas. Por la manifestación, por la colaboración realmente de ellos.

[NARRADOR]

El día en que Thelma Aldana e Iván Velásquez revelaron el caso, los empresarios dieron una conferencia de prensa. Aquella famosa conferencia en la que admitieron, si no un delito, por lo menos un error. Pero esta confesión pública no cambió los propósitos de la CICIG y del MP: llevarlos a juicio por el financiamiento ilícito del partido oficial.

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Porque les había dicho francamente. Todo esto de libertad es en el desarrollo del proceso. Cuando haya sentencia condenatoria y aquí va a haber sentencia condenatoria, tienen que pagar pena de prisión, porque ahí no se puede suspender la ejecución de la pena.

[MÚSICA DE TRNSICIÓN]

[NARRADOR]

El comisionado no entraba en razón. No entendía que la oligarquía no puede ir a la cárcel. ¿Cuándo se ha visto eso? Puesto que el colombiano se empeñaba en seguir el proceso, habría que recurrir a otros medios. Los empresarios hicieron uso de todas sus palancas. Palancas políticas, económicas, judiciales y hasta diplomáticas.

Y en efecto, a lo largo del 2018 y 2019, cosas muy extrañas sucedieron en el proceso. Por ejemplo, el Congreso decidió cambiar la ley que define el financiamiento electoral ilícito. Ese cambio favorecía a los empresarios reduciendo las penas, y abriendo la posibilidad de un proceso abreviado.

En el 2019, Óscar Schaad, el fiscal a cargo del caso se fue al exilio. El nuevo encargado, Rafael Curruchiche, se volteó contra la CICIG e hizo todo lo posible por cerrar el caso. La jueza Erika Aifán decidió seguir adelante. Ella también creía que había allí un posible delito que investigar. Pero entonces una ola de recursos judiciales logró paralizar el proceso. Dos años más tarde, la jueza también se fue al exilio.

En un proceso paralelo, Rodrigo Arenas logró que la Corte Suprema cerrara su caso sin ninguna consecuencia para él.

Pero volvamos al año 2018. Para la oligarquía ya no había vuelta atrás: había que destruir a la CICIG. Decidió utilizar todo su músculo económico para este fin.  Se unió a la coalición que aglutinó al presidente Jimmy Morales y políticos investigados por la CICIG. Nació el Pacto de Corruptos.

[DANIEL HAERING] 

Es un pacto de impunidad. Hoy por hoy es un pacto de impunidad. 

[NARRADOR]

O como lo llama Daniel Haering, el pacto de impunidad.

 [DANIEL HAERING]

 Entendida como “me libro de la cárcel”. ¿Por qué quiero librarme yo de la cárcel? Porque soy un empresario que dio dinero a FCN, por ejemplo, como los empresarios de los grandes conglomerados. ¿Por qué quiero impunidad? Porque soy un narco. ¿Por qué quiero impunidad? Porque soy un político corrupto. ¿Por qué quiero impunidad? Porque me dedicaba a ejecutar gente cuando estaba en las fuerzas de seguridad del Estado. Todas esas son razones por las que yo necesito ese mismo manto, y el manto cubre a todos. El manto de impunidad, es decir, la capacidad que yo puedo tener de influir en leyes y en actores del sector justicia justicia, para librarme yo de la pena de mis acciones, me vale para narco o para empresario, que no necesariamente se esté robando dinero del Estado o que está matando gente, pero que tiene sus clavitos, ya sabemos dónde, normalmente en financiamiento y en evasión fiscal.

[NARRADOR] 

Con la corrupción y la impunidad, todos ganan. Bueno, todos ellos. Porque para el resto de Guatemala, las consecuencias son dramáticas.

[DANIEL HAERING]

Ese sistema, después para generar gobernanza, es decir para que eso dé resultados a la ciudadanía, es una auténtica porquería. Y así estamos como estamos: sin vacunas, sin infraestructura, sin servicios públicos, con la educación vergonzante, etcétera, etcétera. Pero en términos de cómo las élites políticas se ponen de acuerdo, unas élties políticas muy fragmentadas con unos intereses muy distintos, la corrupción es el pegamento que las une.

[NARRADOR]

El pacto de corruptos diseñó un plan para expulsar a la CICIG. El reto era lograrlo pagando el menor precio político posible. Por eso, su primer objetivo fue golpear la imagen de la comisión y reducir el apoyo de la ciudadanía. No era cosa fácil. Después de las manifestaciones del 2015 y el caso La Línea, la popularidad de la CICIG rondaba el 70% según las encuestas.

La comisión sufrió un tsunami de ataques en redes sociales y en los principales canales de televisión. Un ejército de influencers de extrema derecha, de netcenters financiados por el gobierno o por el sector privado, se encargaron de difundir mensajes que satanizaban a la comisión.

[AUDIO DE CAMPAÑA ANTICICIG]

Se pudo conocer distintos casos donde la CICIG tuvo participación violando posiblemente derechos humanos de guatemaltecos, incurriendo además en interferencia en asuntos políticos y en la justicia del país.

[AUDIO DE CAMPAÑA ANTICICIG]

Los posibles abusos no solo llevaban consigo ilegalidades ya que incluso estos cobraron la vida de algunas personas por falta de atención médica o psicológica, violando totalmente derechos fundamentales como la vida, salud igualdad entre otros.

[NARRADOR]

María Alejandra Morales fue asesora política de Iván Velásquez en los últimos dos años de la CICIG.

[MARÍA MORALES]

Parte de mi trabajo era sistematizar los ataques que diariamente recibíamos, te podrás imaginar, eran muchísimos.

[NARRADOR]

En las redes sociales, la politóloga observó el despliegue de propaganda anti-CICIG. Para desprestigiar a la comisión, había que asociarla con los temores de la clase media.

[MARÍA MORALES]

Y lo que nos vendieron y la idea de que la CICIG está promoviendo el aborto, el matrimonio homosexual, el feminismo y demás en Guatemala, cosas que son absolutamente falsas. Para empezar, no era el objetivo ni el trabajo que hacía la comisión.

[NARRADOR]

La CICIG era el aborto, era el ateísmo, era el socialismo internacional, era el chavismo, era la guerrilla. Bastaba con repetir y repetir el mensaje para que amplios sectores de la sociedad lo empezaran a asimilar. La comisión no reaccionó a tiempo. Pensó que las conferencias de Iván Velásquez y Thelma Aldana bastarían para mantener a la población movilizada en la lucha contra la corrupción. No sucedió así.

[MARÍA MORALES]

Pero también hubo un impacto, en términos de redes sociales, se diría orgánico, y fue donde pudimos identificar a muchos de los aliados silenciosos que tenía en ese momento el gobierno también.

[ENTREVISTADOR] 

No eran solamente bots, sino ¿eran personas también las que estaban atacando y criticando a la CICIG?

[MARÍA MORALES]

Correcto. Ya eran personas reales que además entendían que la forma en la que se había posicionado ese mensaje a nivel redes sociales, había sido una forma construida diseñada principalmente para eso, y decidían sumarse a la ola como una muestra bastante clara de hacia quién estaba su alianza, o sea de quién eran aliados.

[NARRADOR] 

Pero para acabar con la CICIG, no bastaba con socavar su base social en Guatemala. Había que atacarla internacionalmente. Había que quitarle su principal apoyo fuera del país: los Estados Unidos de América.

La superpotencia era, desde el inicio, su mayor financista. Y en los momentos de crisis, había sido su principal sostén político. Durante diez años, republicanos y demócratas apoyaron por igual a la comisión. Consideraban a la CICIG como una garantía para evitar que Guatemala se convirtiera en un Estado fallido. Pero todo cambió con este hombre:

[AUDIO DE DONALD TRUMP]

Build the wall, build the wall, build the wall, build the wall, build the wall, build the wall.

[NARRADOR] 

Donald J Trump.

Jimmy Morales no esperó a que fuera electo para empezar a cortejarlo.

[AUDIO DE ENTREVISA A JIMMY MORALES] 

Bueno, al señor que quiere construir el muro le ofrezco mano de obra barata. Tenemos muy buena mano de obra y con mucho gusto le construimos, nos dice las dimensiones y tenemos capacidades para hacerlo.

[NARRADOR]

Jimmy Morales y los empresarios entendieron que, invirtiendo lo necesario, podían cambiar la política de Estados Unidos. De inmediato, mandaron a sus emisarios a Washington.

[MARÍA MORALES]

Y lo que teníamos en ese momento era representantes de las autoridades en Washington vendiendo una narrativa que se adaptaba muy bien a lo que era el nuevo gobierno republicano en los Estados Unidos, amenazando con la llegada nuevamente del comunismo a Guatemala y vendiendo a la CICIG como este fantasma del comunismo y de todos los principios que no se alinean con lo que piensa un republicano estadounidense.

[NARRADOR]

Para difundir su mensaje, compraron columnas de opinión y contrataron firmas de lobbying cercanas al partido republicano.

Jimmy Morales jugó sus cartas a la perfección. Para complacer a Donald Trump, anunció en la Navidad del 2017, que Guatemala movería su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén. Esto lo convirtió en un héroe entre los sectores evangélicos más conservadores que tradicionalmente apoyan a Israel. Además, Jimmy Morales prometió colaborar en lo que fuera para frenar la migración de centroamericanos hacia Estados Unidos. Funcionó a la perfección. En marzo del 2018, el senador Marco Rubio anunció que el Congreso de Estados Unidos congelaba un aporte de 6 millones de dólares para la CICIG.

[MARÍA MORALES]

El momento definitivo es el retiro de los $6 millones que eran parte del financiamiento que permitía que funcionara la comisión.

En términos operativos no era tan dañino como lo era políticamente. Esos actores dijeron “tenemos de nuestro lado al poder”. Era una forma de darle fuerza a la narrativa que estaba promoviendo el propio gobierno de Jimmy Morales.

[NARRADOR]

El pacto de corruptos guatemalteco había hecho clic con el pacto de corruptos estadounidense. Jimmy Morales supo que tenía las manos libres: Estados Unidos no lo castigaría si actuaba contra la CICIG. Pudo dar rienda suelta a su rencor.

[AUDIO DE JIMMY MORALES]

Nadie puede negar que muchas personas y familias guatemaltecas, al igual que los Bitkovs, también han sufrido persecuciones ilegales o han sido violentados sus derechos humanos o garantías constitucionales con toda impunidad por dicha institución.

[NARRADOR]

Los golpes del gobierno a la CICIG arreciaron a lo largo del 2018. A partir de enero, el Ministerio de Gobernación empezó a negarle apoyo policial a la CICIG y al MP. El 31 de agosto, Jimmy Morales, rodeado del alto mando militar, anunció que no renovaría el mandato de la comisión. Ese mismo día, posicionó vehículos militares frente a la CICIG, en una acción de clara amenaza.

El 4 de septiembre….

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Ese fue un golpe duro.

[NARRADOR]

…mientras Iván Velásquez estaba de viaje en Washington, el gobierno le prohibió regresar a Guatemala. Desde ese día tuvo que dirigir la comisión desde el extranjero. Iván Velásquez se convirtió en un pionero del trabajo a distancia, un año y medio antes de la pandemia.

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Porque es muy diferente la cotidianidad en el trabajo, la cotidianidad en el trato, en el desarrollo de los acontecimientos, a hacerlo desde la distancia. Y aunque permanecíamos mucha parte del tiempo conectados, no es la misma situación.

[NARRADOR]

La Corte de Constitucionalidad decretó que el gobierno no tenía derecho a negarle la entrada a Guatemala. Pero a Jimmy Morales no le importó. Esto fue lo que contestó el presidente, cuando los periodistas le preguntaron si acataría la resolución de la corte.

[AUDIO DE JIMMY MORALES]

En ese sentido, en esta certeza jurídica que usted ha pedido, ¿va a acatar la orden de la corte de constitucionalidad de dejar ingresar al comisionado Iván Velásquez?

Mire a Galileo Galilei le dijeron que no dijera que la Tierra se movía, y entonces él dijo, la Tierra no se mueve, pero se mueve. Así queda la respuesta.

[NARRADOR]

Mientras tanto, la frustración de Iván Velásquez era tal, que pensó en un regreso espectacular a Guatemala.

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Yo sabía que no podía entrar por vía aérea porque las aerolíneas tenían la prohibición de no admitirme como pasajero, que no podrían aterrizar en Guatemala si yo estaba ocupando el avión. Pero estaba la opción de entrar por tierra por El Salvador, y ver como aparecía yo adentro de Guatemala.

[ENTREVISTADOR]

Por punto ciego, ¿algo así?

[IVÁN VELÁSQUEZ]

No. Entrar por la frontera, pero en esta posibilidad que se da muchas veces de entrar sin ser requisado.

[NARRADOR] 

Pero los funcionarios de Naciones Unidas le dijeron, ni se le ocurra.

El nombramiento de una nueva fiscal general llamada Consuelo Porras, fue el tiro de gracia a la lucha contra la impunidad.

[AUDIO DE CONSUELO PORRAS]

En el marco del respeto a las garantías constitucionales y a la obligación que tiene el ministerio público de dar a conocer los aspectos fácticos y jurídicos de casos sobre los que mediáticamente ha circulado desinformación.

[NARRADOR] 

Con Porras, la labor de la CICIG y de la Fiscalía Especial contra la Impunidad se hizo aún más cuesta arriba. Nadie padeció más a Consuelo Porras que Juan Francisco Sandoval, el jefe de la FECI, la unidad del Ministerio Público que trabajaba de la mano con la CICIG.

[JUAN FRANCISCO SANDOVAL]

No sabe la paciencia que tuve, la manera en que era tratado en esas reuniones. El nulo apoyo al trabajo. Críticas agrias. Cuestionamientos. Ningún deseo de que avanzaran las investigaciones, nuestro trabajo. Por lo que el trabajo que desarrollamos en el último tiempo, todavía con la presencia de la CICIG, fueron a pesar de Consuelo Porras. No sabe el ambiente hostil de trabajo. Una forma de ser que le prometo, esto va más allá de una función que ella tenga que cumplir para restaurar ese imperio de injusticia.

[ENTREVISTADOR] 

O sea que era personal contra usted.

[JUAN FRANCISCO SANDOVAL] 

Es que es un dejo de maldad, hay maldad. Si usted puede definir fuera del ámbito profesional, es una persona con malas y oscuras intenciones y que utiliza muchas veces la solapa de la religión, de la familia, etcétera. Pero es perverso todo lo que ha hecho a la institución.

[NARRADOR] 

Intentamos obtener la versión de Consuelo Porras, pero no tuvimos respuesta.

El último año de la comisión fue desesperante para el personal de la CICIG. El jefe estaba fuera. En los juzgados y tribunales, sufrían reveses y obstáculos en casi todos los procesos. Hubo filtraciones que hicieron fracasar operativos. Y para colmo, todos los abogados de la CICIG empezaron a recibir ataques y amenazas por redes sociales.

María Alejandra Morales:

[MARÍA MORALES] 

Su objetivo era minarnos emocionalmente, sembrarnos un miedo que fuera tan grande que nosotros nos resistiéramos a actuar.

[ENTREVISTADOR]

¿Quiénes estaban atrás de estos mensajes y de estos ataques?

[MARÍA MORALES] 

El gobierno principalmente, cúpula militar también, muy involucrada.

[NARRADOR] 

Amenazas más serias, más directas, obligaron a la CICIG a tomar medidas drásticas de seguridad.

[LUIS FERNANDO OROZCO]

Los últimos meses en Guatemala por no decir más de un año, más de tiempo larfo, fue muy angustioso, fue una situación muy aburrida en el entendido que la situación de seguridad y la situación de tranquilidad llego a los límites.

[NARRADOR]

Así lo recuerda Luis Fernando Orozco, el abogado colombiano que coordinó el caso La Línea y que pidió al Congreso que le quitara la inmunidad a Jimmy Morales.

[LUIS FERNANDO OROZCO] 

Porque no podíamos estar realmente más que de la oficina al MP y al apartamento en un carro blindado, y nada más.

En eso se convirtió la rutina. Ir al supermercado era toda una experiencia, ir a comprar tres cosas para preparar en el apartamento algo de comer. Era complicado. Realmente fueron días aburridos en ese aspecto.

[NARRADOR] 

Para hacer más difícil el trabajo, grupos anti-CICIG organizaron manifestaciones frente a la sede de la comisión:

[AUDIO DE PROTESTAS ANTICICIG]

En Guatemala, no manda un colombiano. En Guatemala, no manda un colombiano. En Guatemala, no manda un colombiano.

[NARRADOR] 

A finales del 2018, el gobierno de Jimmy Morales decidió no renovar las visas de cortesía de once investigadores de la CICIG. Entre ellos, Luis Orozco.

[LUIS FERNANDO OROZCO]

Un 21 de diciembre cerré el apartamento, disponer de los bienes que tenía pocos, vender el vehículo, todo ese tipo de cosas, cerrar cuentas en los bancos, cerrar un teléfono.

[ENTREVISTADOR]

¿Recuerdas tu ultimo día en Guatemala?

[LUIS FERNANDO OROZCO]

Sí, el último día fue de carreras. Despedirse de las personas que sabían que nos íbamos. No todas desafortunadamente porque se manejaba con discreción, incluso al interior de la oficina. El pesar de tenerme que ir así, echado de un país por el gobierno, por hacer las cosas bien, en lo posible bien. Pues, francamente afecta. Triste.

[NARRADOR]

Y así, con los ánimos por los suelos, la CICIG llegó a su fin. Los días previos al 3 de septiembre, fecha en que terminaba su mandato, hubo reuniones, despedidas, discursos. Se organizó un evento llamado “Juntos lo logramos” que hizo las veces de funeral. Invitados especiales ofrecieron más discursos.  

[AUDIO DE LEGADO DE LA CICIG] 

Mi nombre es Carlos Castresana

Entre ellos Carlos Castresana, el primer comisionado de la CICIG. Castresana hizo su mejor esfuerzo por convertir el velorio en festejo.

[AUDIO CARLOS CASTRESANA]

Yo creo que es una ocasión de celebrar, no hay que lamentar que la CICIG termine su desempeño. Hay que celebrar con la satisfacción del deber cumplido que hemos sido capaces de contribuir a la gobernabilidad, a la consolidación del sistema democrático de Guatemala.

[NARRADOR] 

Al final, Iván Velásquez ofreció unas palabras de cierre por videoconferencia.

[AUDIO DE IVÁN VELÁSQUEZ]

El próximo 16 de septiembre, concluye por decisión del gobierno de Guatemala, una singular experiencia de cooperación internacional, cuyo éxito…

[NARRADOR]

En su discurso, hizo alarde de su impresionante colección de trofeos de casa.

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Dos expresidentes de la república, una exvicepresidenta, dos magistrados de la Corte Suprema de Justicia y algunos jueces y magistrados de Sala, un expresidente del Banco de Guatemala, casi dos decenas de exministros, varios diputados incluyendo tres expresidentes del Congreso de la República, alcaldes, altos funcionarios de instituciones vancarias, un presidente del IGSSS, un director del Sistema Penitenciario, dos superintendentes y otros funcionarios de la SAT.

[NARRADOR] 

También delineó el legado de la CICIG. Su mayor contribución no eran las personas procesadas, sino el haber revelado hasta los mínimos detalles, los mecanismos de la corrupción.

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Al desnudar el estatus quo, la CICIG provocó, sin que necesariamente haya sido su propósito, la expansión de la conciencia de la sociedad sobre la naturaleza de la estructura de poder político y económico. La leyenda urbana sobre la corrupción del poder y el egoísmo de las elites económicas se convirtió en verdad jurídica, y eso tendrá impactos a mediano y largo plazo.

[NARRADOR]

Iván Velásquez pintó a continuación el panorama de lo que vendría en los años siguientes. Y en esto, no intentó endulzar una realidad desoladora.  

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Seguramente se ampliará la brecha de la desigualdad social y se profundizará la pobreza, lo cual se reflejará en los índices de desarrollo humano. El nuevo vigor y sensación de triunfo que ya se percibe entre las mafias volverán a Guatemala una vez más a Guatemala en fuente de inseguridad en la región.

[NARRADOR] 

Para los jueces, fiscales y abogados de la CICIG que habían atacado al poder corrupto, venían tiempos de zozobra: 

[IVÁN VELÁSQUEZ]

El estatus quo ha emprendido su propia tarea de recuperar el control del sistema de justicia, lo cual incluye aislar y procurar la muerte civil de los operadores de justicia independientes.

[NARRADOR] 

Y es que el pacto de corruptos no se iba a quedar satisfecho con la expulsión de la CICIG.

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Ahora, la contraofensiva se dirigirá a las instancias judiciales, para rescatar a los suyos de la acción de la justicia. Quizás logren su propósito. Tal vez sean absueltos todos los acusados que durante estos años han sido presentados ante los tribunales. Posiblemente consigan frenar investigaciones en curso, pueden impedir sus campañas de desprestigio y señalarlos de haberlos perseguido por razones políticas como lo vienen haciendo tantos corruptos de América Latina. (...) Pero no podrán enceguecer de nuevo a la población que ya ha visto la realidad.

[NARRADOR] 

Porque también quedaba una luz de esperanza para Guatemala. La lucha seguiría, prometió el aún comisionado.

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Sin embargo, confío plenamente en la capacidad del pueblo guatemalteco para superar estos tiempos de adversidad. Que como lo ha hecho en el pasado y lo demostró en el 2015 podrán reencontrar el camino del proceso transformador que entonces iniciaron en la construcción de un verdadero estado de derecho en el que la dignidad humana tenga plena realización. En la mente y el corazón de ustedes, guatemaltecos y guatemaltecas, estará dar el paso definitivo hacia el futuro. Muchas gracias.

[NARRADOR] 

El tres de septiembre del 2019 la CICIG se disolvió en el aire tóxico de la Ciudad de Guatemala.

Sin embargo, su espíritu seguía vivo. Un último reducto de la lucha contra la corrupción aún batallaba en el Ministerio Público. La Fiscalía Especial contra la Impunidad seguía investigando a los poderosos con el mismo ímpetu.

Los corruptos que se habían apoderado de todas las instituciones del Estado optaron por llevar su contraofensiva a un nuevo nivel. Decidieron perseguir y encarcelar a los fiscales que seguían investigándolos. O por lo menos, forzarlos al exilio. Pero eso lo veremos en el capítulo final de El Experimento. Un capítulo en el que viajaremos a Washington DC.

1920x1080_00_Portadatxt_Naranja
Créditos:
El Experimento es un podcast producido por No Ficción Guatemala. Narrado por Guillermo Escalón. Investigación, guion y montaje Sebastián Escalón. Edición de textos, Oswaldo Hernández. Asistente de producción Jovanna García. La música es de Lloyd Rogers y Kevin McLead.
El Experimento fue grabado en la Nevería Records por Ikari Lorenz, técnico de grabación.
Material de archivo: Soy 502, Congreso de Guatemala y Prensa Libre.
Esta producción ha sido posible gracias a la Seattle Foundation y a los más de 150 patrocinadores que respondieron a nuestra campaña de crowdfunding.
No-Ficción cuenta a Guatemala a través de reportajes, crónicas y periodismo de datos. Búscanos en todas las redes sociales como @noficciongt.


Comienza a seguirnos en nuestras redes sociales

©2018 NO-FICCIÓN                      Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN                Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN

Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN                     

Todos los derechos reservados


5a. Av. 11-70 , zona 1,                                  / Edificio Herrera.  Oficina 3G  

Teléfono: 2238-1872

  redaccion@no-ficcion.com

redaccion@no-ficcion.com

redaccion@no-ficcion.com

Diseñado por BAIOLUX Labs

Diseñado por

BAIOLUX Labs

03Artboard 28