05/09/2022
ExperimentoPB

Non Grato | Ep11

TRANSCRIPCIÓN

El Experimento 02 es un podcast producido por Sebastián Escalón para No Ficción Guatemala. Narrado por Guillermo Escalón. Investigación, guion y montaje Sebastián Escalón. Edición de textos, Oswaldo Hernández. La música es de Lloyd Rogers.

Episodio 11: Non Grato

[NARRADOR]

El 25 de octubre del 2015, un comediante ganó las elecciones presidenciales en Guatemala. Con casi el 70% de los votos, Jimmy Morales se llevó el premio mayor de la política. Nadie lo vio venir. Cuando, unos meses atrás, entró al ruedo político y anunció su candidatura, todos pensaron que era broma. Un chiste más del cómico televisivo. Jimmy Morales era simplemente el coprotagonista, junto a su hermano Sammy, del programa Moralejas. En este encarnaban una serie de personajes. Por ejemplo, Nito y Neto, estereotipos del oriental ingenioso y picarón.

[AUDIO DE PROGRAMA MORALEJAS]

- Yo quiero a mi suegra como quiero a la cerveza.

(...)

- ¿Y cómo es eso pues?

- Mira pues, fría, con la boca abierta y echando espuma por todos lados.

- ¡Así que me sirvan unas ocho suegras!

[NARRADOR]

O los vampiros Draculillo y Draculón:

[AUDIO DE PROGRAMA MORALEJAS]

- ¿Quién pudo haber tomado ese termo con sangre?

- Pues no sé, yo lo dejé ahí y me distraje un poquito. Pero yo creo que fue Otto.

- ¿Otto?

- Sí

- ¿Qué Otto?

- Otto, otto vampirito.

[NARRADOR]

O Black Pitaya, Jimmy Morales pintado de negro y con un trasero desmesurado.

[AUDIO DE PROGRAMA MORALEJAS]

¿Cómo están mis negritos lindos? Un saludo de Black Pitaya, el negrito más lindo de todos. ¿Ustedes saben cuál es la parte más sensible del cuerpo de una mujer?

[NARRADOR]

O como el filósofo Aristónteles.

[AUDIO DE PROGRAMA MORALEJAS]

En país de ciegos, nadie compra televisores.

[NARRADOR]

Jimmy Morales llegó al poder de carambola. Tres días antes de los comicios, el presidente Otto Pérez Molina había sido arrestado, acusado de ser el jefe de una estructura de corrupción aduanera. Los guatemaltecos, hartos de tanta desvergüenza, tomaron las plazas de la capital y las principales ciudades exigiendo cambios a un sistema político podrido hasta la médula.

Jimmy Morales se convirtió en el candidato antisistema. Su eslogan, ni corrupto ni ladrón, entró en resonancia con el sentir popular. No tenía experiencia política, no sabía nada de administración pública, pero eso daba igual. Lo importante era que parecía buena persona.

[AUDIO DE CAMPAÑA DE JIMMY MORALES]

Guatemala tiene esperanza porque estas tú y estoy yo. Mientras haya un nacionalista, hay esperanza.

[NARRADOR]

Cuando Jimmy Morales empezó a subir en las encuestas, las organizaciones de derechos humanos se alarmaron. El partido que lo presentaba era el Frente de Convergencia Nacional fundado por oficiales retirados del Ejército. Oficiales de inteligencia. Hombres que ejecutaron algunas de las masacres, torturas y desapariciones forzadas en los años 80 y 90. Pero esto no le restó popularidad al candidato Morales.

[AUDIO DE PROGRAMA MORALEJAS]

La tropa loca

- Cabo Morales

- Aquí todo sin novedad mi sargento

- ¿Cómo que sin novedad? ¿Y el resto de la tropa?

- Están allá mi sargento.

[NARRADOR] 

Los resultados de los comicios fueron aplastantes. En algunos municipios Jimmy Morales obtuvo puntajes dignos de Corea del Norte: 90, 94, 95% de los sufragios a su favor. Su mezcla de chistes, fábulas y prédicas le dieron la victoria.

Pero ya en el poder, las cosas fueron muy distintas. El comediante aprendió de la manera más cruel que la política no es como en las películas. Jimmy Morales tendría que haber escuchado los sabios consejos de Nito y Neto. En la película Un presidente de a sombrero, Nito y Neto se presentan a las elecciones llenos de ilusión. Pero, horas antes del voto, para sorpresa de todos, deciden retirar su candidatura. Un periodista les pregunta por qué.

[AUDIO DE PELÍCULA UN PRESIDENTE DE A SOMBRERO]

El pueblo los proclama como los únicos hombres capaces de cambiar la situación de este país.

Nito: Bueno, eso pensábamos nosotros en algún momento. Pensábamos que con las ganas bastaba, pero seamos realistas, eso no es suficiente. No es que nosotros no queramos esa responsabilidad, es que todavía no estamos preparados. Nos falta estudiar un poco. Nos falta entender muchas cosas que no pueden funcionar por arte de magia.

[NARRADOR]

Palabras proféticas. Tras un paso catastrófico por la presidencia, el candidato más popular de la era democrática se convirtió en una de las figuras más despreciadas del país.

Los guatemaltecos fueron testigos de la dramática metamorfosis de Jimmy Morales. En pocos meses, el actor que aspiraba caerle bien a todo el mundo se convirtió en un espectro exhausto, alcohólico, huidizo, parapetado tras un círculo de empresarios, militares y políticos corruptos que lo manipularon como una marioneta. Y en su particular agonía, en ese estado de abatimiento etílico, Jimmy Morales solo cobraba vigor bajo el impulso de una única obsesión: expulsar del país a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala.

[INTRODUCCIÓN] 

[Entrada del podcast. Desde No Ficción, Guatemala, esto es El Experimento]

Dos temporadas y trece capítulos para contar los éxitos y fracasos de la CICIG, el equipo internacional que reveló las entrañas corruptas del Estado de Guatemala.

Escrito y producido por Sebastián Escalón. Narrado por Guillermo Escalón.

Capítulo once: Non grato

[NARRADOR]

Cuesta recordarlo ahora, cuando tanta agua ha corrido bajo el puente, pero los inicios del gobierno de Jimmy Morales no eran tan desalentadores. Preocupaban, claro, los militares de la vieja guardia que le hablaban al oído. Pero su discurso era de apoyo absoluto a la lucha contra la corrupción. Un discurso seguido de acciones concretas, como, por ejemplo, renovar de manera anticipada el mandato de la CICIG. Iván Velásquez tendría dos años más para hurgar las miserias de un estado capturado.

[ENTREVISTADOR]

¿Al inicio del gobierno de Jimmy Morales usted lo vio como un aliado?

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Sí. Había una buena relación con Morales. Hablábamos sobre muchos asuntos que él compartía. Hablando sobre la prolongación del mandato de la Cicig, que hizo una solicitud realmente muy temprana de renovación e inclusive lo que él decía era que se debía solicitar no solo para el período 2017 – 2019, sino 2019 – 2021, porque él quería que la CICIG continuara, para que no se entendiera que ya no existiera Cicig cuando él saliera, que por lo tanto no quedara en impunidad cualquier eventual delito que se cometiera en su gobierno.

[NARRADOR]

Una muestra de la buena relación inicial entre Morales y la CICIG fue nombrar ministro de gobernación a Francisco Rivas, un reconocido fiscal. Este era un puesto clave para la lucha contra la corrupción. La CICIG y el MP necesitaban el apoyo total de la policía. En efecto, eran policías nacionales entrenados por la comisión los que efectuaban las capturas y las operaciones de seguimiento. Francisco Rivas, hombre de confianza de la fiscal general Thelma Aldana, se unió a la causa:

[FRANCISCO RIVAS]

Yo estaba consciente de que uno de los pilares fundamentales para poder continuar con la búsqueda de justicia y esclarecimiento de muchos casos que estaban en la impunidad era el Ministerio de Gobernación por medio de tres direcciones que eran el Sistema penitenciario, la Policía Nacional Civil e Inteligencia Civil. Y pues teníamos una buena relación de trabajo, de comunicación con Iván Velásquez, con algunos investigadores internacionales y pues yo tenía una carrera en el MP.

[NARRADOR]

Rivas agradaba a la comunidad internacional, y en particular a la embajada de los Estados Unidos. No era el único. El nombramiento de Julio Héctor Estrada en Finanzas, Leticia Teleguario en el Ministerio de Trabajo o Carlos Raúl Morales en la cancillería eran también gestos de amistad que les mandaba el presidente.

Pero el nombramiento más sorprendente fue el de Lucrecia Hernández Mack en el Ministerio de Salud. Ella es hija de Mirna Mack, la antropóloga asesinada a inicios de los años 90 por escuadrones de la muerte del Ejército. Para Lucrecia Hernández, ser parte del gabinete de Jimmy Morales no fue decisión fácil.

[ENTREVISTADOR]

¿Y el hecho que los que lo rodeaban eran militares, gente de la vieja guardia de Avemilgua, no te echó para atrás?

[LUCRECIA HERNÁNDEZ MACK]

Lucrecia Hernández: Totalmente. Cuando a mí me pide Julio Héctor una reunión, me lo plantea y la primera respuesta fue no. ¿Qué va a hacer una Mack en un gobierno de militares? Decía verdad…

Pero fue una discusión que tuvimos en el grupo, en el equipo de trabajo, y dijimos bueno… es la oportunidad para llevar como política pública todas estas propuestas que hemos estado elaborando desde deferentes espacios, el modelo incluyente en salud, que ya tenía casi quince años de estar cabildeándose para implementarse.

[NARRADOR]

Pero antes de aceptar el cargo, puso sus condiciones:

[LUCRECIA HERNÁNDEZ MACK]

Le planteamos tres condiciones: la primera era que nosotros hacíamos el equipo. La segunda era que necesitábamos mantener una buena relación con el Ministerio de Finanzas para asegurar el presupuesto del Ministerio de Salud. La tercera es que no nos llamaran para favorecer negocios o contratar gente. Sabíamos del clientelismo que existía en las instituciones públicas.

[ENTREVISTADOR]

¿Y cumplió?

[LUCRECIA HERNÁNDEZ MACK]

Sí cumplió.

[NARRADOR] 

Por ese apoyo, Lucrecia Hernández pensó que el comediante merecía, cuando menos, el beneficio de la duda.

Por su parte, Francisco Rivas admite que al inicio, la relación de trabajo con Jimmy fue armoniosa. Sintió que podría cumplir con su plan de trabajo, y estrechar sus lazos con la CICIG y el MP.

[FRANCISCO RIVAS]

Previo a ser juramentado yo tuve una reunión con Jimmy Morales como presidente electo. Con él hablamos sobre las prioridades de gobierno que él tenía o estaba por definir. Y en realidad, las condiciones que me planteó en ese momento fueron la reducción de los homicidios y los delitos patrimoniales en un porcentaje pues aceptable que yo consideraba que se podría alcanzar.

[NARRADOR]

Pero esta calma inicial no iba a durar. La relación se descarriló por completo. ¿Qué pasó en el 2016 para que, en palabras de Lucrecia Hernández, Jimmy Morales se fuera:

[LUCRECIA HERNÁNDEZ MACK]

Alineando, y convirtiéndose en uno de los principales aliados de los corruptos.

[NARRADOR]

¿Cómo explicar que en apenas un año pasamos de este Jimmy de septiembre del 2016

[AUDIO DE JIMMY MORALES FELICITANDO A LA CICIG]

Y felicitaciones a todo el personal de CICIG porque estoy seguro que el trabajo lo han hecho en equipo, lo han hecho bien, y de todo corazón, pues mis más sinceras felicitaciones.

[NARRADOR]

A este Jimmy de agosto del 2017:

[AUDIO DE JIMMY MORALES NON GRATO]

Como presidente de la república, por los intereses del pueblo de Guatemala, el fortalecimiento de un Estado de derecho y la institucionalidad, declaro non grato al señor Iván Velásquez Gómez en su calidad de comisionado de la Comisión Internacional contra la impunidad en Guatemala y ordeno que abandone inmediatamente la República de Guatemala.

[NARRADOR]

El presidente del ni corrupto ni ladrón se convirtió en el abanderado de los corruptos. Fue el sepulturero de la primavera democrática del 2015. Para Francisco Rivas, cuatro causas principales explican esta cadena de acontecimientos nefastos.

[FRANCISCO RIVAS]

Él trató de hacer un buen gobierno, de ser un buen presidente, pero habían aspectos que se lo impedían. Uno de ellos yo creo que era el desconocimiento de la administración pública, su falta de experiencia como político, su incapacidad intelectual, académica y material. Segundo estar atado a la política tradicional. Él pensaba que era diferente, pero haber llegado al gobierno de la mano de un partido político corrupto, con políticos corruptos también ligados al narcotráfico y al financiamiento ilícito, también incidió para que fuera cambiando y se posicionara del otro lado. Y tercero los golpes que el MP y la CICIG daba y le causaban mucha inestabilidad política. Y por último la investigación y persecución penal en contra de su familia y en contra de ministros que él consideraba de mucha confianza.

[NARRADOR]

Cuatro causas. Veámoslas una por una.

La falta de preparación de Morales fue obvia desde la campaña electoral. Pero en la presidencia, empezó a afectar su relación con la prensa y la ciudadanía. La gente dejó de reírse con él para reírse de él.

[AUDIO DE JIMMY MORALES]

La CIA está bien informada de esto y la DEA también. Guatemala es el único país que persigue aviones de cocaína con camiones. ¿Y saben qué es lo más chilero? ¡Los atrapa! Con un camión atrapamos un avión. Yo me siento feliz, ¡orgulloso!

[NARRADOR]

Sus ideas, sus jimmylosofías como él las llamaba, dejaban a todos boquiabiertos.   

[AUDIO DE JIMMY MORALES]

Y si alguien está haciendo actos de corrupción, que se persiga el delito, pero que no se persiga a personas. Porque la justicia es para perseguir a los delitos, no a las personas.

[NARRADOR]

En fin, nunca fue una lumbrera.

Pero más grave fue que Jimmy Morales llegó a la presidencia con un partido lleno de corruptos. Y esos corruptos buscaron aliarse con otros iguales. Así, a inicios del 2016, más de 20 diputados de los partidos Líder, Patriota, UNE y UCN se pasaron al partido oficial. Varios de ellos eran aliados del narcotráfico. Por eso, Iván Velásquez se pregunta:

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Él honestamente quería luchar contra la corrupción y por eso apoyaba a la CICIG y buscaba un respaldo de la CICIG, o era una manera de tenernos de su lado mientras hacía otras cosas.

[NARRADOR]

Cosas como recibir un sobresueldo ilegal de 50 mil quetzales mensuales cortesía del Ejército. O como aceptar financiamiento electoral oculto durante la campaña. O como rodearse de gente corrupta. Al principio de su mandato, la CICIG le advirtió que algunos de sus ministros no eran de fiar. Y, sin embargo, los mantuvo en el cargo. Entre ellos, el ministro de comunicaciones José Luis Benito, quien hoy está en prisión por un caso de sobornos millonarios.

[IVÁN VELÁSQUEZ]

Y Benito era un funcionario de su gobierno sobre el que nosotros alcanzamos a advertirle a Morales y Morales empecinado que ese era su mejor funcionario, y ahora vimos que era su mejor corrupto.

[NARRADOR]

El tercer factor que, según Rivas, afectó el mandato de Jimmy Morales, fue la propia lucha contra la impunidad. Personajes del mundo empresarial, militar y político eran capturados semana a semana. Esposados ante las cámaras de televisión, clamaron por la ayuda del presidente. ¡Que pusiera fin a esa pesadilla! La presión sobre Morales fue enorme y tenaz.

[FRANCISCO RIVAS]

Yo pienso en un principio, él le manifestó un respaldo y apoyo al Ministerio Público y la CICIG.

[NARRADOR]

Francisco Rivas

[FRANCISCO RIVAS]

Pero yo le puedo decir con mucha sinceridad que no veía ese respaldo como que muy auténtico. Mas como obligado producto de la coyuntura que existía.

[ENTREVISTADOR]

¿Qué señales le hacían pensar que el apoyo no era del todo sincero?

[FRANCISCO RIVAS]

Por ejemplo cuando el MP y la CICIG salía con algunos casos fuertes en contra políticos tradicionales, en contra de los temas de la corrupción, él no lo veía totalmente bien. Ese tipo de actitudes me hacían pensar que el apoyo no era genuino, no era totalmente honesto y real como lo manifestaba.

[NARRADOR]

Queda el cuarto elemento enunciado por el exministro de gobernación. La persecución penal en contra de la familia del presidente. En contra de su hijo José Manuel y de su hermano Sammy. Para los ministros de Jimmy Morales, la CICIG y el MP cometieron un error político grave en ese caso.

[FRANCISCO RIVAS]

Fui testigo de cómo ese proceso le fue afectando al presidente y a la familia y cómo se iba disminuyendo el apoyo hacía CICIG y al MP, producto de ello… y se lo dije también al comisionado Iván Velásquez, en el sentido de que evaluaran bien lo que estaban haciendo porque estaba restando un apoyo del presidente a la lucha contra la impunidad y la corrupción.

[NARRADOR]

Julio Héctor Estrada, exministro de Finanzas, es quien juzga con mayor severidad las acciones de la CICIG y el MP. También defiende, o por lo menos comprende, las posturas de Morales.

[JULIO HÉCTOR ESTRADA]

El presidente... Si a mí me hacen eso, yo tengo dos alternativas, lo reconozco como ser humano. O les digo, aquí están las llaves mucha, hagan lo que quieran. O aquí que arda Roma!!

[ENTREVISTADOR]

O sea que para ti fue algo político.

[JULIO HÉCTOR ESTRADA] 

Totalmente, pero absolutamente. Eso de decir, yo escuché a Iván Velásquez, y lo hablé con él. Y me dijo, yo no puedo hacer nada. Por favor. Eres el fiscal general. Cada fiscal actúa como una extensión tuya. Tú decides si pides cárcel o pides prisión preventiva. O sea, en qué país del mundo se ha visto que el hijo y el hermano del presidente están en la misma cárcel que el jefe del narcotráfico el Taquero. Es un tema de seguridad nacional.

[NARRADOR] 

Para el exministro, el impacto de ver a sus familiares presos fue, sobre todo psicológico.

[JULIO HÉCTOR ESTRADA] 

Yo me hubiera vuelto loco. Para ser honesto, yo hubiera perdido la razón. Yo entrego los muebles o le prendo fuego a la casa. Pero no hubiera aguantado el primer golpe. A mí me agarrás a mi hermano y a mi hijo, game over. Se acabó. Nos morimos juntos. El desgaste psicológico. Imagínate este escenario, de dormir con tu esposa todos los días y decirte, puta… ¡sos el presidente! ¡Hacé algo por tu hijo, lo tienen preso! Aguantá eso dos años. Delirio paranoico.

[NARRADOR] 

Para aclarar, Sammy y José Manuel estuvieron presos dos meses. Dos años fue la duración total del proceso penal.

Pero ¿cuál era el objetivo de la CICIG y del MP? ¿Querían castigar a Jimmy Morales como lo sostiene el ministro? ¿Era un ataque político? O era, simplemente, la actividad normal de una comisión que busca luchar contra la impunidad.

Para saberlo, hay que estudiar este caso en detalle. Un caso pequeño comparado con La Línea, o Construcción y Corrupción. Incluso, un tanto ridículo puesto que el cuerpo del delito eran unas desdichadas canastas navideñas.

Todo empezó con una investigación sobre el Registro Nacional de la Propiedad. Como todas las administraciones durante el gobierno de Otto Pérez Molina, el registro se convirtió en una piñata para los políticos. Plazas fantasmas, contratos anómalos… la trágica rutina de la corrupción. La CICIG y el MP hicieron su investigación, pidieron órdenes de captura y un jueves primero de septiembre del 2016, realizaron el operativo.

[AUDIO DE NOTICIERO DEL CASO REGISTRO DE LA PROPIEDAD] 

[NARRADOR] 

Iván Velásquez y Thelma Aldana dieron su habitual conferencia de prensa y detallaron las anomalías descubiertas. Entre estas, un desayuno para 564 empleados que se pagó, pero nunca se realizó.

La sorpresa vino uno días después. En una de las primeras audiencias, la jueza reveló que el hijo del presidente estaba envuelto en la trama. Esta es la historia.

[MÚSICA]

[NARRADOR]  

En el 2013, José Manuel Morales, 20 años, tenía una novia, y por lo tanto, una suegra. Y la suegra estaba en un apuro. Un conocido suyo, director de compras del registro de la propiedad, le acababa de pedir la confección de 564 canastas navideñas para los empleados de la institución. El problema es que doña Abdi, la suegra, no tenía empresa propia, ni facturas para cobrar por el servicio.

José Manuel dijo, aquí estoy yo. Como todo un mini-operador político, diseñó una estrategia. Había que hilar fino. Doña Abdi esperaba cobrar 270 mil quetzales por las canastas. Eso era mucho dinero. Un monto así obliga a las instituciones públicas a cumplir con normas de control de cuentas. Con los contadores del registro, resolvieron dividir esa suma en tres partes iguales. Con eso, se evadían los controles. No era legal, pero se ahorraba tiempo.

Ahora bien, para cobrarle tres veces al registro, había que ofrecerle tres servicios distintos. Las canastas y dos más que había que inventar. José Manuel imaginó entonces un desayuno para 564 personas en el restaurante Fulanos y Menganos, cuyo dueño era socio de la familia Morales. Imaginó también un servicio de catering para un evento inexistente, a cargo de la empresa familiar de los Morales. Con eso, ya tenía dos servicios. Faltaba uno. Las canastas. Dirían que fue la empresa familiar las que las confeccionó. Así, podrían cobrar el último tercio de los 270 mil quetzales.

Casi listo. Solo faltaba el toque final. El registro de la propiedad tenía que demostrar que había cotizado esas comidas imaginarias con varias empresas, y que había escogido la mejor oferta. Ningún problema. José Manuel inventó dos empresas y mandó cotizaciones ficticias. Ahora sí, todo listo. Ah no… todavía no…faltaban las facturas. José Manuel le pidió a su tío Sammy que le regalara dos facturas de la empresa familiar, y Sammy se las dio.

Ahora sí, la suegra podía ponerse manos a la obra. En cada canasta doña Abdi colocó: un doble litro de jugo Welsh, una bolsita de galletas danesa y una de Croquets, una bolsa de Ranchitas y otra de chicharrones, una bolsa de marshmellows, un chocomaní, unos barquillos Piazza, unas Pringles pequeñas y un bote de aceitunas.

[MÚSICA] 

El registro de la propiedad pagó 480 quetzales por cada una de estas canastas. 480 quetzales por diez chucherías de las más baratas. Chucherías que juntas, no pueden costar más de 150, tarifa de supermercado. Las canastas de la suegra estaban absurdamente sobrevaloradas.

Pero estábamos en el 2013, gobierno Patriota, y nada importaba. Las artimañas de José Manuel funcionaron de maravilla. Los Morales cobraron el dinero, y se lo entregaron a doña Abdi. Cuentas claras, amistades largas, todos felices… hasta que la CICIG y la fiscalía metieron sus narices en el asunto.

Cuando Iván Velásquez descubrió que en un caso suyo aparecía el hijo del Jimmy Morales, resolvió ir a hablar con el presidente.

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Hablé con el presidente Morales, y le dije, en una investigación que se está adelantando hay un señalamiento respecto de su hijo. Y él dijo, “ahhhhh sí… esta es la señora tal que fue la suegra de mi hijo, pero él ya no está con esa muchacha. ¿Y entonces, qué? porque él está estudiando en Estados Unidos, entonces ¿qué sería lo aconsejable para que se presente? Y le dije claro, tiene que presentarse porque esto lo tenemos que investigar. Entonces dijo no hay problema me voy a comunicarme con él para que venga.

[NARRADOR]  

Jimmy Morales le pidió que no hiciera público este caso. Dijo:

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Algo como si esto se podía tapar, no darle revuelo. Que no haya mucha trascendencia. Yo le dije… es una cuestión que de todas maneras se va a conocer.

[NARRADOR] 

Y en efecto, se conoció. Un día después de que el nombre de su hijo apareciera en la prensa, Jimmy Morales publicó un video.

[AUDIO DE MENSAJE PRESIDENCIAL DE JIMMY MORALES] 

Pueblo de Guatemala, hoy debo comunicarles una situación particularmente difícil. Uno de mis hijos que actualmente estudia en el extranjero me comentó que se había enterado a través de las noticias de las acusaciones contra la entidad mercantil Fulanos y Menganos en donde él y uno de mis hermanos podrían tener alguna relación con unas cotizaciones por servicios de alimentos. Le dije que lo correcto era presentarse al MP a dar su testimonio y él decidió volver al país y hacerlo de manera voluntaria. Mi hermano por su parte…

[NARRADOR] 

José Manuel Morales volvió de Estados Unidos y se presentó en la fiscalía a dar su testimonio. Un testimonio que corroboraba lo que la suegra había dicho ya. En los meses siguientes, entre septiembre y enero del 2017, Iván Velásquez y Jimmy Morales se vieron varias veces, y claro, hablaron del tema.

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Estuvo en diciembre de 2016, el presidente Morales en la oficina. Y me dice que para solucionar esto, que entonces ese es un asunto administrativo.

[NARRADOR] 

Para Jimmy Morales, ese caso no debía irse a lo penal: era un simple asunto administrativo. Velásquez le dijo que no, que lo cometido por su hijo era una falsedad ideológica y debía enfrentar juicio.

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

¿Entonces se puede hacer otra cosa? Por qué no se rompe la investigación y se pasa el caso de mi hijo y de mi hermano a una Fiscalía corriente. Que no sea la FECI, y que no siga la CICIG con eso. Y le dije, toda esa investigación está en torno a un hecho que ya está acreditado en el que tuvieron participación importante su hijo y su hermano; pues si se retirara lo de ellos de aquí, quedaría cojo el contexto de los hechos. Y él dijo que era el ánimo de perjudicarlo, y no había solución. Y le dije pues ¿solución? La aceptación de cómo ocurrió todo esto.

[NARRADOR] 

No hace falta decir que las relaciones se avinagraron entre los dos hombres. Pero lo peor estaba por venir.

El 18 de enero del 2017, Sammy Morales fue arrestado y llevado a tribunales.

En cuanto a José Manuel, había un problema. José Manuel vivía con sus padres en la residencia presidencial. Allí no podía llegar la policía a arrestarlo. Por eso, Iván Velásquez y Thelma Aldana, escribieron una carta a Jimmy Morales. Una carta que la fiscal general leyó en conferencia de prensa:

[AUDIO DE THELMA ALDANA LEYENDO LA CARTA A JIMMY MORALES] 

Excelentísimo señor presidente. Producto de las actividades investigativas la FECI del MP con el apoyo de la CICIG, ha recabado evidencia indicativa del probable compromiso penal de su hijo en los hechos que allí se investigan. En atención a la alta investidura que usted ostenta como presidente constitucional, resulta improcedente ejecutar la orden de captura en su actual morada, Casa Presidencial, razón por la cual, invocando su compromiso con la justicia, se le insta para que el joven Morales Marroquín comparezca ante la judicatura a solventar su situación jurídica.

Respetuosamente Thelma Esperanza Aldana Hernández, fiscal general de la República y jefa de MP, Iván Velásquez Gómez, comisionado internacional contra la impunidad en Guatemala. 

[NARRADOR] 

Ese día, alguien tuvo que ir a casa presidencial a entregar la carta a las seis de la mañana. Y ese alguien, fue Juan Francisco Sandoval, el jefe de la Fiscalía Especial contra la impunidad.

[JUAN FRANCISCO SANDOVAL] 

Y lógico no fui recibido de la mejor manera…

[ENTREVISTADOR]  

¿De qué manera?

[JUAN FRANCISCO SANDOVAL] 

Estaba muy molesto. Era obvio, se trataba de su hijo, eh, pero bueno. Hay que dar la cara

[ENTREVISTADOR] 

¿Recuerda algo qué dijo en aquel momento, Jimmy Morales?

[JUAN FRANCISCO SANDOVAL]  

Pero eso es un tema administrativo me dijo… Mire, yo únicamente le estoy poniendo de conocimiento que un juez emitió una orden de captura, eso hay que ir a explicarlo al órgano jurisdiccional.

[NARRADOR]  

Sammy y José Manuel entraron a torre de tribunales.

[AMBIENTE DE TRIBUNALES] 

[NARRADOR] 

En la sala del juzgado hubo llanto y abrazos entre un amontonamiento de fotógrafos. “La verdad os hará libre”, lanzó Sammy. Pero la pregunta que todos se hacían era: ¿pediría la fiscalía prisión preventiva para los acusados? En un principio el MP y la CICIG acordaron que no. Arresto domiciliario era suficiente escarmiento. Pero las cosas tomaron otro rumbo durante la audiencia:

[JUAN FRANCISCO SANDOVAL] 

La intención era, bueno, vamos a pedir que sean citados a primera declaración. Recuerdo que la juzgadora dijo, miren… si pidieron captura por los demás, ¿qué pasó con la igualdad ante la ley? ¿Se va a ordenar la captura? Ordenamos la captura.

[NARRADOR] 

¿O sea que fue la jueza que pidió?

[JUAN FRANCISCO SANDOVAL]  

Bueno, pero al final el MP tuvo que pedir.

[NARRADOR] 

La CICIG y el MP cayeron en su propia trampa: esta vez hubieran preferido una medida más suave, pero como su costumbre era pedir prisión preventiva, tuvieron que seguir en esa línea. Sammy y José Manuel acabaron en la cárcel de Pavón. ¿Hubiera podido ocurrido de otra manera?

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Naturalmente. Respecto de José Manuel Morales no estaba el peligro de fuga, por el contrario, él viajó desde Estados Unidos, estuvo presente en todas las diligencias en las que se le requirió. Aportó documentos, de manera que no había tampoco posibilidad de alteración de la prueba o de afectación de la prueba. Y teniendo esos requisitos para la prisión preventiva, de acuerdo con que allí hubiera podría haberse pedido sustitutiva, pero lo que ocurrió fue la prisión preventiva.

[NARRADOR] 

Jimmy Morales fue incapaz de manejar la situación. Todo lo que hacía le salía mal. Sus metidas de pata rebasaron las fronteras de la patria. Ejemplo, una entrevista que dio al periodista de Univisión Jorge Ramos, y en la que prácticamente admite la culpabilidad de Sammy y José Manuel.

[AUDIO DE ENTREVISTA A UNIVISIÓN] 

-[JORGE RAMOS] ¿Usted cree que su hermano Sammy, su hijo José Manuel no son culpables de corrupción?

-[JIMMY MORALES] Mire, tal vez, todo eso es parte de una corrupción que se ha vivido en el país. Una corrupción que de una u otra forma, en Latinoamérica, en Guatemala, y en muchas partes del mundo, en determinado momento se han considerado como, normales. Sin embargo, en este momento que está viviendo Guatemala de lucha contra la corrupción, hasta las pequeñas faltas, las grandes faltas, los delitos deben ser verificados, estudiados y sancionados.

[NARRADOR] 

En marzo del 2017, Jimmy Morales e Iván Velásquez se reunieron por última vez. Ocurrió unos días después del incendio del Hogar Seguro, en el que murieron 41 niñas que estaban bajo custodia del Estado. El jefe de prensa de la CICIG acudió a una vigilia en homenaje a las víctimas. Una vigilia que se convirtió en acto de repudio contra el gobierno. De inmediato, Jimmy Morales exigió el despido del jefe de prensa. Velásquez decidió ir en persona a explicarle al presidente por qué no lo iba a hacer.

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Fui a casa presidencial, estuve reunido con Morales. Y el presidente empezó a hablar de todo. Todo lo que entendía que se había hecho mal durante todo el tiempo, y se atrevió a señalarme como autor intelectual de la muerte de Pavel Centeno. Que a Pavel Centeno se le había ejecutado, que él no se suicidó. Y que él como que ya tenía la información.

[NARRADOR] 

Pavel Centeno, ministro de finanzas de Otto Pérez Molina. Durante un operativo de la CICIG y la FECI, que ni siquiera iba dirigido contra él, Centeno disparó a los agentes de policía. Los agentes lo persiguieron, pero antes de que lograran someterlo, el exministro se disparó a la cabeza.

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

… Entonces dije, bueno esto sí ya es el colmo que usted haga señalamientos de esa naturaleza.

[ENTREVISTADOR]  

¿Subió el tono así? ¿Subió el tono entre ustedes dos?

[IVÁN VELÁSQUEZ]  

Pues yo creo que no lo dije con mucha sonrisa, porque además era indignante, una acusación de esa clase.

[NARRADOR] 

Hubiéramos querido presentar la versión del expresidente sobre estos encontronazos con el comisionado, pero ninguno de los Morales aceptó hablar con No-Ficción.

Hoy, muchos consideran que la CICIG cometió un error fatal al chocar tan de frente contra el presidente. Lo dicen, de hecho, varios dentro de la CICIG. Al fin y al cabo, José Manuel Morales y Sammy, hicieron lo que hicieron, pero no eran grandes mafiosos a lo Sinibaldi o a lo Baldizón. Esto no era un caso de alto impacto.

Juan Francisco Sandoval no lo ve así. Para él, no hay casos de corrupción demasiado pequeños.

[JUAN FRANCISCO SANDOVAL] 

Yo me recuerdo cuando cuestionaban a don Iván Velásquez, mire, pero es que son 170 mil quetzales,es absurdo. ¿De a cuánto es la corrupción? ¿Qué monto tiene que existir para que realice persecución por corrupción?

[NARRADOR] 

Este es un debate abierto. Es un punto en el que chocan la lógica penal y la lógica política. La lógica penal es la Sandoval y la de Velásquez: el deber del fiscal es perseguir todos los delitos que detecte, sin privilegios y sin detenerse a pensar en las consecuencias. La lógica política, en cambio, recomienda medir sus fuerzas y anticipar el impacto de sus acciones. No pierdas la partida de ajedrez por comerte un peón. No te hagas harakiri por un sushi. Antes de emprender una acción tan drástica como mandar a la cárcel a los familiares de un presidente, haz un cálculo de costos y beneficios. Así lo piensa el politólogo Daniel Haering:

[DANIEL HAERING] 

Yo, hubiese juntado a mis asesores jurídicos y les hubiese dicho: lo más importante es la decisión política. En este caso concreto me van a sentar aquí y vamos a encontrar aquí el criterio más suave para el hijo del presidente. Lo vamos a encontrar. ¿Cuál es el criterio más suave para el hijo del presidente? El que sea, me da igual la güizachada. Cinco abogados, siete opiniones. ¿Cómo puedo yo…? ¿es culpable? Culpabilísimo. Tiene que tener algún tipo de resarcimiento, tiene que pedir perdón, hay que enseñarle. No tienes que meterlo a la cárcel. Le das una salida, y el presidente te tiene que agradecer por darle una salida a un caso que no es grave. Y en vez de eso optaste por el choque.

[NARRADOR] 

Quizás, entonces, la CICIG estaría viva ahora mismo. Pero para Iván Velásquez esta lógica solo merece desprecio.

[IVÁN VELÁSQUEZ] 

Conociendo públicamente que había un involucramiento por parte de un testigo, José Manuel Morales, y si la CICIG no hubiera actuado, ¿cuál hubiera sido el reproche a la CICIG? Y probablemente la CICIG entonces hubiera permanecido. Y yo hubiera seguido abrazado con Jimmy Morales. Y la gente diría y este traidor, ¿qué es lo que está haciendo aquí? ¿Y cuál es la falta de principios? ¿Y cómo toleramos que entonces a este sí se le favorece? Son de esas situaciones realmente problemáticas que desde afuera y con el tiempo, cualquiera puede señalar, pero también si fuera lo contrario, yo creo que eso hubiera generado una absoluta desconfianza a la CICIG. Y eso sí era algo permanente que con Thelma Aldana nos lo recordábamos casi que en cada reunión: nadie es superior a la ley. Y aquí nos podemos encontrar con el que sea, y si hay elementos, esa persona es presentada ante los jueces. Aquí no hay ninguna consideración política.

[NARRADOR] 

El Registro de la Propiedad fue a juicio. En el 2019, Sammy y José Manuel fueron absueltos en una decisión dividida de un tribunal. A pesar de la evidencia, las facturas, y las propias declaraciones de José Manuel, dos juzgadores entendieron que eran totalmente inocentes. La tercera jueza, en cambio, ratificó la tesis de la Cicig y la fiscalía. Le pareció incomprensible que no hubieran encontrado delito alguno. Pero volvamos al año 2017. Jimmy Morales se debatía entre el furor, el miedo y la paranoia. Y alrededor de él había personas dispuestas a aprovecharse de la situación. Personas que lo convencieron de que había un complot internacional para derrocarlo. Poco a poco, lo aislaron del mundo real. Recuerda Lucrecia Hernández:

[LUCRECIA HERNÁNDEZ MACK] 

Él es un actor, era actor. Él era un comediante. Hasta su forma de ser presidente era como una actuación. Yo creo que él actuaba a ser presidente, una voz impostada, muy metido como en un personaje o en un papel. Entonces es probable que el guion al inicio, se lo escribían para que él quedara bien digamos con la cooperación internacional, con el electorado, con el que había ganado por el eslogan ni corrupto ni ladrón, pero posteriormente, le empezaron a cambiar… o cambiaron las personas que le escribían el guion.

[NARRADOR] 

Cambiaron las personas que le escribían el guion. Las que tenían influencia sobre él. En las reuniones de gabinete, ya no se discutían las decisiones importantes. El presidente dejó de escuchar a sus ministros Francisco Rivas y Julio Héctor Estrada. Ahora, los que tenían la atención de Jimmy Morales eran los oficiales de inteligencia. Era Álvaro Arzú, el expresidente y alcalde capitalino. Eran figuras de la extrema derecha y los empresarios tradicionales. Susurrándole al oído le decían: Jimmy, esto es un complot. Jimmy, te quieren en la cárcel. Jimmy, te van a matar.

[LUCRECIA HERNÁNDEZ MACK] 

Si yo que no soy psicóloga ni me dedico a hacerle perfil a la gente, sé que cuestionarle su capacidad de gobernar y de tener el control del gobierno, ya lo saca de sus casillas, pues no me imagino los militares o exmilitares que hacen inteligencia y se dedican a ese tipo de cosas, sabían perfectamente que botones apachar.

[NARRADOR]

Y así, llegamos al fatídico agosto del 2017. Ese mes, Jimmy Morales decidió ir a Nueva York para hablar con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Quería pedirle la cabeza de Iván Velásquez. Varios de sus ministros se alarmaron. Intentaron que desistiera de su idea. Entre ellos, Julio Héctor Estrada, y no precisamente por cariño a la CICIG.

[JULIO HÉCTOR ESTRADA] 

Lo tratamos de convencer, le hablamos, le mandamos rondas, yo le hablé cinco horas. Diciéndole mire presidente, yo creo que las agresiones son muy grandes y creo que tal vez es el momento de cambiar a Iván Velásquez. Y creo que usted probablemente tiene razón, si lo queremos sacar presidente, se puede, pero hay que hacer un trabajo completamente diferente, donde la decisión venga de ellos, el cabildeo tiene que ir previo, en secreto, un montón de cosas que no teníamos tampoco la capacidad operativa y organizacional para hacerlo, para ser honestos. Y al presidente le tenían con la pistola en la cabeza que le iban a meter el antejuicio por el cheque. Estaba loqueando.

[NARRADOR] 

Loqueando o no, Jimmy Morales desistió de su idea: ya no pediría públicamente la cabeza de Iván Velásquez. Pero mientras se encontraba en la sede las Naciones Unidas, los acontecimientos dieron un nuevo giro. Iván Velásquez y Thelma Aldana ofrecieron otra de sus conferencias de prensa.

[AUDIO DE NOTICIERO CNN] 

La fiscalía general de Guatemala y una comisión de las Naciones Unidas pidieron el viernes retirar la inmunidad al presidente Jimmy Morales por supuesto financiamiento electoral ilícito durante la campaña electoral de 2015.

[NARRADOR] 

Esta nueva investigación se centró en el financiamiento del partido de Jimmy Morales. Los hallazgos motivaron a la fiscalía y a la CICIG a pedir el retiro de su inmunidad. De nuevo, un presidente estaba en la picota, a punto de caer. Hablaremos de financiamiento electoral en el próximo capítulo.

Lo que nos interesa, por ahora, es la reacción de Jimmy Morales ante esta nueva acción en su contra. El presidente regresó de Nueva York furibundo, dispuesto a dar batalla.

Al día siguiente, un sábado, Francisco Rivas, el ministro de gobernación, recibió una llamada de casa presidencial. Que estuviera atento. Iban a declarar non grato a Iván Velásquez y le pedirían su firma. Rivas se mantuvo a la espera, nervioso, expectante ante la crisis política que se avecinaba.

[FRANCISCO RIVAS] 

Transcurrieron las horas, y pues yo estaba pendiente, pero también convencido y claro de lo que debía hacer y era no firmar ese acuerdo, porque iba en contra de mis principios, mis convicciones y de mi esfuerzo como funcionario público en contra de la impunidad, la corrupción y el crimen organizado.

Y en efecto me llamaron como a las dos de la mañana, y me dijeron te tienes que presentar a casa presidencial. Cuando yo llego el presiente estaba allí pero no habló conmigo. Me dijo el secretario general te tiene que darte alguna información. Por favor, escúchalo y apóyalo.

[NARRADOR] 

Rivas se enteró que el presidente había despedido a su ministro de relaciones exteriores Carlos Raúl Morales. En su lugar nombró a Sandra Jovel, una funcionaria de tercera o cuarta línea en la cancillería. La nueva ministra se acercó a Rivas.

[FRANCISCO RIVAS] 

Ella me dice, eran como las 6 de la mañana. Necesito platicar contigo. Este vamos a mi despacho. De acuerdo. Ya estando ahí en el ministerio de gobernación me dice, hay un acuerdo que firmó el presidente donde declara non grato a Iván Velásquez. Te pido por favor que le vayas a notificar, a sacarlo de la sede donde se encuentra y llevarlo a la fuerza aérea. Hay un helicóptero esperándolo que lo va a sacar del país.

[NARRADOR] 

Jimmy Morales había preparado todo un remake de la expulsión del presidente Jacobo Árbenz en 1954. Francisco Rivas se negó.

[FRANCISCO RIVAS] 

Y le digo, lo que yo te puedo decir es que no puedo entrar a una sede diplomática a sacar al comisionado porque también es diplomático con prerrogativas especiales y no puedo entrar sin una orden de juez.

[NARRADOR] 

El show de la expulsión de Iván Velásquez nunca ocurrió. Pero sí fue declarado persona non grata. Esto es una fórmula diplomática que se emplea cuando un extranjero ya no es bienvenido por el gobierno de un país. Ese domingo, de madrugada, la noticia reventó.

[AUDIO DE NOTICIERO] 

Y ayer domingo 27 de agosto los guatemaltecos nos despertamos con la siguiente noticia. El presidente de la República Jimmy Morales declaró non grato al titular de la CICIG Iván Velásquez, a quien le exigió que inmediatamente abandone el país.

[AUDIO DE NOTICIERO] 

[NARRADOR] 

Además, el presidente le ordenó al ministro de relaciones exteriores que se encargue de todo el proceso para que Iván Velásquez abandone el país de forma inmediata. El comisionado de la CICIG tendría como mínimo tres días para abandonar Guatemala.

Y así empezó una guerra sin cuartel. Y una inédita crisis institucional. La Corte de Constitucionalidad amparó a Iván Velásquez, frenando su expulsión. Al mismo tiempo, varios ministros renunciaron. Entre ellos, Lucrecia Hernández Mack y Francisco Rivas. El presidente aceptó la renuncia de Lucrecia Hernández, pero no la de Francisco Rivas, quien se mantuvo en su puesto por cuatro meses más.

La declaratoria de Non Grato fue como un toque de corneta.

[TOQUE DE CORNETA] 

Todas las fuerzas anti-CICIG se formaron detrás del presidente. Dio inicio el contrataque. Políticos, narcos, empresarios y militares desplegaron una estrategia coordinada y llevaron la lucha hasta escenarios globales: Washington, Tel Aviv y Nueva York. Inició la ofensiva final contra el que apodaron el non grato. Pero eso, lo contaremos en el siguiente episodio de El Experimento. 

1920x1080_00_Portadatxt_Naranja

El Experimento es un podcast producido por No Ficción Guatemala. Narrado por Guillermo Escalón. Investigación, guion y montaje Sebastián Escalón. Edición de textos, Oswaldo Hernández. Asistente de producción Jovanna García. La música es de Lloyd Rogers y Kevin McLead.
El Experimento fue grabado en la Nevería Records por Ikari Lorenz, técnico de grabación.
Material de archivo: Prensa Libre, Univisión, CNN, AFP, Todo Noticias, Moralejas y la película Un Presidente de a Sombrero.
Esta producción ha sido posible gracias a la Seattle Foundation y a los más de 150 patrocinadores que respondieron a nuestra campaña de crowdfunding.
No-Ficción cuenta a Guatemala a través de reportajes, crónicas y periodismo de datos. Búscanos en todas las redes sociales como @noficciongt.


Comienza a seguirnos en nuestras redes sociales

©2018 NO-FICCIÓN                      Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN                Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN

Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN                     

Todos los derechos reservados


5a. Av. 11-70 , zona 1,                                  / Edificio Herrera.  Oficina 3G  

Teléfono: 2238-1872

  redaccion@no-ficcion.com

redaccion@no-ficcion.com

redaccion@no-ficcion.com

Diseñado por BAIOLUX Labs

Diseñado por

BAIOLUX Labs

03Artboard 28