Jalapa 03
22/06/2019

UCN: La pérdida de Jalapa y la “fe” en el retorno de Mario Estrada

Cuando los caciques políticos del oriente de Guatemala desaparecen, ya sea acusados de narcotráfico, malversación de fondos o financiamiento electoral ilícito, su influencia permanece. A veces pierden. Pero su regreso es esperado. En Jalapa, la UCN perdió su bastión más importante tras la captura de su líder, Mario Estrada, señalado por narcotráfico en EEUU. No obstante, en Jalapa saben que tanto su ausencia como su presencia a distancia configuran en gran parte el panorama político de este territorio  

Texto:  Oswaldo J. Hernández
Foto: Simone Dalmasso

Cerca de la medianoche del domingo 16 de junio de 2019, el día de las elecciones en Guatemala, los televisores del municipio de Jalapa se quedaron congelados con los resultados que presentaban al actual alcalde, Mario Alejandro Estrada Ruano, como el ganador por tan solo 26 votos de diferencia.

El partido de la Unidad del Cambio Nacional (UCN), con 20 años en el poder, mantenía ventaja sobre las 17 organizaciones participantes. Pero poco antes de la medianoche, algo sucedía. Los datos dejaron de fluir inesperadamente.

En Jalapa es conocido que el único canal que transmitía los resultados, TV 5 Noticias, le ha pertenecido al padre del alcalde, Mario Amílcar Estrada Orellana, fundador, secretario general y candidato (por cuarta ocasión) a la presidencia por UCN. El 17 de abril de 2019, sin embargo, fue capturado por la Administración para el Control de Drogas​ (DEA), en Miami, EEEUU, acusado de solicitar US$12 millones al cártel de Sinaloa para su campaña política, ofrecer puestos claves al crimen organizado dentro del Gobierno –si ganaba- y pedir apoyo para asesinar a varios de sus oponentes.

Desde su captura en Miami, su hijo, “Marito”, como le llaman, ha quedado huérfano, dicen los vecinos en el municipio. Desde entonces, la única misión del alcalde ha sido defender el bastión donde se creó el partido UCN a finales de 2006: Jalapa.

Esa noche, el canal de cable de los Estrada, mostraba a una UCN sin suerte. Los tres presentadores de televisión, incómodos y ataviados, entre anuncios e interrupciones, decían que el área rural de Jalapa –la zona indígena donde habitan las etnias poq`omam, xinca y ladinos pardos, conocida como la Montaña de Santa María Xalapán– presentaba dificultades técnicas para trasladar los resultados.

–Los datos de “La Montaña” aún no llegan.

–En “La Montaña” hay problemas de conteo.

De forma abrupta, TV 5 Noticias, cuando las cifras empezaron a desfavorecer al alcalde, anunció el final de la transmisión de los resultados. La UCN, con 69 de 183 mesas contablizadas, perdía por poco más de 400 votos.

Sin el canal de Mario Estrada transmitiendo los resultados, en todo el municipio reinó el silencio. La gente apagó sus televisores. Muchos se fueron a dormir con la incertidumbre de los resultados. La tendencia, sin embargo, en contra de la UCN se mantendría constante, en picada...

Jalapa 01
Mario Alejandro Estrada, alcalde de Jalapa por el partido UCN, recorre el pasillo del Instituto Centroamericano para Varones - INCAV - para ir a votar, rodeado por periodistas de la prensa local, el domingo 16 de junio. (Foto No-Ficción: Simone Dalmasso)

A la sombra de su padre

A las 11 de la mañana, cuando el hijo de Mario Estrada apareció para emitir su voto, todo se convirtió en ansiedad y algarabía. Periodistas, vecinos, miembros del partido, guardaespaldas, fiscales de otros partidos, encargados de mesas, observadores, todos en conjunto, se volcaron a esperar al candidato.

Mario Alejandro Estrada Ruano, un tipo con piel de spa perfecta y ojos de gato, debía votar en el Instituto Nacional Centroamericano para Varones (Incav). Tenía al menos dos días de no aparecer públicamente. Y su llegada cargaba todo el lugar de electricidad.

Los periodistas de los medios de comunicación de la familia Estrada fueron los primeros en abordarlo. Preguntas anodinas y obvias. “La fiesta electoral”. “El deber cívico”. Etc.

Sólo uno de los periodistas locales le hizo algunas preguntas que eran necesarias:

–¿Ha tenido conversación con su papá? ¿Qué opina Mario Estrada del proceso electoral?

–Mi padre nos apoya. Hemos conversado con él allá donde se encuentra. Su “retirada” (como el partido de la UCN ha llamado a la captura de Mario Estrada acusado por narcotráfico en EEUU) nos ha fortalecido como partido. La gente ha empatizado con nuestra circunstancia y han mostrado su solidaridad con nuestra propuesta.

Es lo más cercano que se puede llegar al pensamiento político de la UCN en este municipio. Del narcotráfico y de la caída de su líder apenas se habla en el partido. “Marito” –que tras la captura de su padre anunció que daría nombres y apellidos de otros políticos implicados en narcotráfico– ha guardado silencio.

Jalapa 10
Una señora se aproxima al centro de votación protegiéndose del sol con una sombrilla del partido UCN. (Foto No-Ficción: Simone Dalmasso)

UCN y su reciclaje de PP y LIDER

Durante una breve entrevista para No-Ficción, Mario Alejandro Estrada, consideró que la UCN es fuerte en varios departamentos a nivel nacional.

Según datos del TSE, con 12 diputados electos, la UCN se convertirá en la tercera fuerza política más importante dentro del Congreso. La agrupación consiguió el apoyo a pesar de el líder de la UCN está en la cárcel. También consiguió 31 alcaldías de los 340 municipios de Guatemala.

“Nuestros diputados y alcaldes son una fuerza importante para la articulación nacional de nuestro partido. No solo somos Jalapa. Estamos en toda Guatemala”, indicaba el alcalde, minutos antes de votar, recordando que su padre lo delegó como jefe de bancada de UCN, cuando fue diputado en el Congreso de la República entre 2011 y 2015.

Tras los resultados de los comicios electorales, entre los congresistas electos de UCN, para la Lista Nacional, se encuentra Julio Francisco Lainfiesta Rímola, uno de los cuatro congresistas operadores de un contrato para efectuar lobby contra la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) en 2007. También figura Sofía Hernández, de la región huista, Huehuetenango, quien militó en el PP y en el Partido Lider, su hija: Karla Andrea Martínez Hernández, electa en 2015 por LIDER, el partido del ex candidato presidencial y capturado en EE.UU, Manuel Baldizón, y su hijo Erick Geovany Martínez Hernández

Otro diputado electo de UCN es Julio César López Escobar, sobrino del “rey del Tenis” Roberto López Villatoro, operador de las cortes de justicia.

La UCN también logró la reelección del diputado Carlos Napoleón Rojas Alarcón, hijo del coronel Napoleón Rojas Méndez, encontrado culpable por el traslado de Q30 millones del Ministerio de la Defensa al Crédito Hipotecario Nacional (CHN), cuando formó parte del gobierno del Frente Republicano Guatemalteco (FRG).

Jalapa 12
Una niña mira a su madre mientras vota en el Instituto Centroamericano – INCA - de Jalapa, el domingo 16 de junio. (Foto No-Ficción: Simone Dalmasso)

El voto de la montaña

En Jalapa hay un dicho: “La Montaña es la que elige y quita a los alcaldes”.

Durante la entrevista al hijo de Mario Estrada, quizás la única vez en que el alcalde titubeó en sus respuestas, sucedió durante una de las preguntas que hizo un periodista local que correspondía al contexto político de Jalapa.

–¿Cree que el voto de la Montaña de Santa María Xalapán puede apoyarlo en estas elecciones? – preguntó el periodista.

–…Son nuestros amigos. Esperamos que nos apoyen en la continuidad de la alcaldía– contestó, tras una larga pausa, el alcalde de UCN.

Horas más tarde, el voto de “La Montaña” obligaría al canal de Mario a Estrada a interrumpir las transmisiones de los resultados electorales.

Jalapa 05
En la aldea de Sanyuyo, el movimiento de votantes frente a la escuela regional, por la tarde del domingo. (Foto No-Ficción: Simone Dalmasso)

A 45 minutos del casco urbano del municipio, inician los territorios xincas. Más adelante están las zonas poq`omam. Y aún más retirado, cerca del volcán Jumay, se encuentran los ladinos pardos. Sanyuyo, Pino Gordo, Carrizal, Potrero Carrillo, todas son comunidades dentro de la montaña de Santa María Xalapán.

La tarde del día de elecciones en la comunidad de Sanyuyo, el Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) tenía bajo su responsabilidad el centro de votaciones ubicado en la escuela primaria.  

Don Carlos Serrano Cardona, el presidente del Cocode de la aldea Sanyuyo, señalaba que luego de la captura de Mario Estrada, la UCN de Jalapa no podría levantarse. “Acá ahora sabemos leer y escribir. Sabemos lo que significa el narcotráfico. Sabemos del engaño de los candidatos. Y entendemos que Jalapa se usa como para controlar las fronteras y a los alcaldes de las fronteras”, decía.

Con cerca de 70 mil empadronados, un 60 por ciento de los votos de Jalapa se originan desde las comunidades rurales del municipio. En 2015, el primer candidato indígena de Jalapa en la era democrática de Guatemala, surgió desde el parlamento Xinca. Roberto González Ucelo, de botas y sombrero, obtuvo el segundo lugar en contra del hijo de Mario Estrada cuando participó por la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG).

En el departamento, la mayoría de candidatos y políticos se refieren a él como “El Señor de La Montaña”.

Jalapa 06
Roberto Ucelo González, 53, agricultor y estudiante de pedagogía, candidato alcalde por el partido Bienestar Nacional BIEN. (Foto No-Ficción: Simone Dalmasso)

Serrano explica que el candidato de los xinca tuvo una campaña complicada este 2019. “El voto de nuestras comunidades se dividió”, indica. Surgió el Movimiento de Liberación de los Pueblos (MLP), cuya agenda en Jalapa, se enfocó en la nacionalización de la energía eléctrica para el municipio. Y las bases partidarias de las comunidades se fragmentaron según distintos intereses.

Julio López Sánchez, vicepresidente del Cocode de Sanyuyo, señala que la lucha histórica de Santa María Xalapán es la tierra. El reclamo de la propiedad indígena ante el Estado mediante la verificación de las escrituras de la cédula real emitida por el Rey de España desde el siglo XVII. “Lo que querían los pueblos se partió en dos”, lamenta López.

El candidato de los xincas, como indican los Cocodes, tiene menos posibilidades que hace cuatro años. En 2019, participó de la mano del ex presidente Alfonso Portillo y del partido Bienestar para competir contra la UCN.

“En nuestras comunidades ya no confiamos. Cuesta creer en la política. Los candidatos se venden. Desconocimos a la UCN desde hace tres años. No cumplieron las promesas. Endeudaron a la municipalidad. Se acordaron de la ciudad y se olvidaron de nosotros”, dice Serrano Cardona.

–¿Podría haber algún día un alcalde indígena para Jalapa?

– Todavía no. Falta mucho. En estas elecciones quedamos divididos.

El panorama de Jalapa visto desde la montaña
El panorama de Jalapa visto desde la montaña que rodea al municipio. (Foto No-Ficción: Simone Dalmasso)

El regreso de los mesías del Oriente

La fortaleza de UCN en Jalapa no se entiende sin el respaldo que Mario Estrada tuvo por parte del ex presidente Alfonso Portillo, a inicios de la década pasada.

Mario Estrada fue diputado por Jalapa en 1995. Volvió a competir en 1999 y se reeligió en 2003, con el Frente Republicano Guatemalteco (FRG), el partido de Alfonso Portillo y Efraín Ríos Montt. Ahí ascendió en poder y en control territorial. Lo asignaron como Secretario de Desarrollo en ese periódo y desde ese puesto construyó una red de políticos locales y alcaldes en varios territorios, pero principalmente en Jalapa. En 2006, Estrada compró la ficha del partido Unidad del Centro Nacional (UCN), le cambió el nombre y fundó su organización política con la que se postuló como candidato en cuatro ocasiones antes de su captura, en 2019, en EEUU.

Si Jalapa es el bastión de Mario Estrada y su familia, todo el oriente de Guatemala –la región donde incluso se ubica inserta Jalapa en un mapa– es la fortaleza del ex presidente Alfonso Portillo.

Originario del municipio de Zacapa, justo al lado de Jalapa, Portillo compitió  en estas elecciones tras las bambalinas de su partido de reciente creación llamado Bienestar. Sin candidato presidencial, Portillo logró colocar ocho diputados en el Congreso de la República. Y hoy es la quinta fuerza parlamentaria en Guatemala.

En Jalapa, Portillo es recordado. Y en 2019, con su apoyo al candidato xinca, cuenta con un pequeño reavivamiento dentro de la población de este municipio.

“Con Mario Estrada sucederá lo mismo que con Portillo. Son caciques. Son líderes. Y aunque los persigan, los condenen, los capturen, sus dominios son los que serán siempre”, dice Renaldo Lima, político local y ex concejal segundo de Jalapa por el Partido Patriota (PP) en el año 2008.

Fue noticia el 27 de agosto de 2011 la extradición de Alfonso Portillo, quien era reclamado por EEUU,  por conspiración y lavado de US$70 millones provenientes de las arcas del Estado guatemalteco. El exmandatario salió libre a inicios de 2015. Y regresó para ser una pieza clave dentro del sistema de partidos políticos de Guatemala.

“No es seguro que la UCN logre recuperar Jalapa sin Mario Estrada. Pero todos, sin duda, esperan su regreso. A Portillo lo esperaron durante más de cinco años. Incluso sin partido. A Estrada lo esperaran hasta que regrese”, explica Lima.

En Jalapa, al hablar con varios candidatos a diputados o para alcaldes de la ciudad, la sensación suele ser la misma. Mario Estrada, aunque ausente, es inevitable para el territorio. Son pocos los que se atreven a cuestionar la pérdida de su poder y la de su partido. Aunque el desgaste resulta evidente cuando se trata de su hijo, Mario Alejandro, como actual alcalde de la ciudad y como potencial perdedor del territorio que le asignó su padre.

Jalapa 11
El centro de votación de la Escuela Oficial para Varones y Niñas No. 1, en Jalapa, durante el día de las elecciones. (Foto No-Ficción: Simone Dalmasso)

“Un desastre”, coincide Lima. “El hijo nunca será lo que fue su padre. No puede”, recalca.

Por ejemplo:

–¿Qué pasará con Jalapa si Mario Estrada regresa? ¿Será como cuando regresó Portillo a Guatemala?

En la sede del partido BIEN, el candidato xinca, Roberto González, respondía:

–No lo sé. Nosotros fuimos con Portillo para poder tener fuerza ante la UCN. Lo vimos como una oportunidad. Aún tiene liderazgo en la región. No sabemos si Estrada consigue lo mismo– explicaba “El señor de la montaña”, en tanto indicaba que las comunidades indígenas serán las que configuraran el panorama político y la situación de todo el municipio en los próximos años.

“Los caciques políticos, cuando caen, se convierten en una oportunidad para otros políticos en el futuro. Es como una credencial. Una carta de recomendación. Los caciques del oriente en Guatemala, como el prófugo Baudilio Hichos; el acusado por lavado de dinero, Jaime Martínez Lohayza; como también Alfonso Portillo o incluso Arnoldo Vargas (exalcalde de Zacapa), que regresaron, son como mesías esperados dentro del territorio. Se van pero la gente espera que regresen. Mario Estrada podría ser el mesías de Jalapa”, señala Raúl Ruano, párroco de Jutiapa, uno de los departamentos aledaños de Jalapa. “Regresar significa recuperar su territorio”.

Jalapa 04
Una monja vota en un aula de la Escuela Oficial para Varones y Niñas No. 1 de Jalapa. (Foto No-Ficción: Simone Dalmasso)

La fiesta gris de los vencedores verdes

Un día después de las elecciones, a las 3 de la madrugada del lunes 17 de junio, el TSE finalmente liberó nuevos resultados. Jalapa permanecía en silencio. Los televisores apagados. Nadie celebraba.

Con más de 170 mesas contabilizadas, el resultado era una ventaja de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) sobre UCN por más de 2 mil votos. Le seguía Semilla y en cuarto puesto el candidato xinca con el partido Bienestar de Portillo.

Alfredo Sandoval, el ganador de la UNE, ex alcalde de Jalapa 2007-2011, antiguo colaborador de Mario Estrada y de la UCN, antes de retirarse a dormir, atendió a No-Ficción en la sede de su partido. Habían colocado una cañonera y proyectaban un excel con los resultados recopilados por sus fiscales desde las mesas electorales. “Maicillo”, como le llaman en el municipio, es un señor canoso de unos sesenta años que decide primero hablar de cómo se deslindó por completo de Mario Estrada. Fue asesor de su hijo en el 2015. Pero dice que no le hacían caso a sus consejos. No lo tomaban en cuenta para las decisiones dentro de la municipalidad. Y ahora, como una especie de reclamo, decidió participar con el partido contrario.

El nuevo alcalde de Jalapa no cree que las acusaciones de narcotráfico contra el líder de la UCN sean del todo ciertas. “Sin duda fue un duro golpe para la UCN en Jalapa. Pero la debilidad de ese partido en este municipio se explica solo desde la forma de gestión del actual alcalde”, dice.

Sandoval señala deudas por más de Q120 millones con la empresa eléctrica, deudas con constructoras que nunca realizaron obras que fueron inauguradas, en fin, cosas que dicen los candidatos que buscan una alcaldía.

Del narcotráfico en la región, “Maicillo” dice ya cansado que prefiere no tocar ese tema. “Es una cuestión de seguridad gubernamental y de la política exterior de Guatemala. Estamos concentrados en el municipio”.

–¿Mario Estrada podría regresar a reclamar su territorio, su bastión más importante: Jalapa?

–Yo creo que la UCN, a pesar de tener un duro golpe en su centro, no es tan fácil que pierda presencia a nivel nacional. Quizás a nivel local, pero por su hijo. Si Mario Estrada regresa, será como otra variable más dentro del municipio. Su presencia o ausencia afecta los resultados.

Jalapa 07
Alfredo Sandoval "Maicillo", 60, futuro alcalde de Jalapa por el partido UNE, entra triunfalmente a la sede de su agrupación política, minutos después de haber sido proclamado ganador. (Foto No-Ficción: Simone Dalmasso)

A las seis de la mañana, el partido de la UNE en Jalapa recién empezaba a montar una tarima para la celebrar con música de banda. Alma Tuneca, la marimba orquesta de Suchitepéquez, estaba en camino hacia Jalapa y había avanzado durante toda la noche.  El partido ganador, el que había logrado desbancar al clan Estrada de su propio municipio luego de 20 años, por extraño que parezca, no estaba preparado para asumir su triunfo.

Jalapa queda huérfana de su cacique local más importante de los últimos años. Pero la sensación que queda es que está presente. Y de alguna forma, una buena parte de la población, anticipa –ya sea tarde o temprano– su retorno.

Comienza a seguirnos en nuestras redes sociales

©2018 NO-FICCIÓN                      Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN                Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN

Todos los derechos reservados

©2018 NO-FICCIÓN                     

Todos los derechos reservados


6a. Avenida 5-10, zona 1. Oficina #3  

Teléfono: 2230-6664

  redaccion@no-ficcion.com

redaccion@no-ficcion.com

redaccion@no-ficcion.com

Diseñado por BAIOLUX Labs

Diseñado por

BAIOLUX Labs

03Artboard 28